Compartir

Como no podía ser de otra manera, ‘El Intermedio’ se hizo eco anoche de la irrupción de Vox en el Parlamento andaluz con 12 escaños, y el veto del partido de Santi Abascal a ‘laSexta’, al impedir la entrada de varios periodistas para dar cobertura de su noche electoral.

Cumpliendo con el guión habitual, Sandra Sabatés introdujo el asunto al contar que “la irrupción de un partido de ultraderecha en un parlamento es algo que no sucedía en España desde 1979”.  Era entonces cuando El Gran Wyoming recogía el guante y sorprendido apuntaba a sus espectadores: “La ultraderecha, ¿por qué?, de todas las cosas de finales de los 70 que podían volver precisamente ha sido esto, hubiera preferido el retorno de los leggins de vinilo”.

— El Intermedio (@El_Intermedio) 3 de diciembre de 2018


Incidiendo sobre la virulencia y los cambios de la política en el panorama nacional, El Gran Wyoming puso el acento en que todo cambia  “…menos si eres de VOX que siempre estás al fondo a la derecha”.

El humorista Dani Mateo fue el encargado de contar el veto de Vox a los periodistas de la cadena, y emitió las declaraciones de una militante que justificaba la medida en la libertad de expresión “si es laSexta, me encanta que no esté. Para que digan tonterías y se metan con gente con la quien no tienen por qué meterse, aquí está la libertad de expresión y nosotros también la tenemos. Aceptamos a quien nosotros consideramos oportuno”. Unas palabras que Mateo rechazaba alegando que lo que la señora defendía “no es el derecho a la libertad de expresión, es el derecho de admisión”.

Más allá de sus votantes, Mateo analizó la ideología de Vox y las declaraciones de uno de sus ya diputados cuando afirmó que “el franquismo no fue una dictadura”.