Quantcast

Watch Dogs Legion – Recluta a tu ejército en la revolución de Londres

Y llega la más que esperada tercera parte de Watch Dogs. Esta vez con el subtítulo Legion. Cruzamos el Atlántico y nos venimos a un Londres distópico y futurista. Ubisoft trae todo lo bueno de las dos primeras entregas y nos los amplía y mejora en la apuesta más ambiciosa y, porqué no decirlo, la mejor apuesta de la saga. Watch Dogs Legion pone una ciudad entera para nosotros.

Todo comienza en un Londres adelantado unos años en el futuro. Un futuro distópico en donde gobierna una organización dictatorial: Albion. Esta empresa controla a todos los ciudadanos a quienes ha implantado un chip. También hay otra familia de mafiosos al más puro estilo clásico, aliada con el gobierno y a quien les permiten campar a sus anchas. Por último, tenemos a Día Cero, otro grupo que aparece en el juego al comienzo y del que iremos conociendo más a lo largo de la historia.

Nosotros elegiremos a un personaje entre nueve posibles generado aleatoriamente. Este personaje es miembro de DeadSec, otro grupo, considerado terrorista y que se dedica a hackear todos los dispositivos de Albión para atraer la revolución y acabar con el poder dictatorial. Y todo en un Londres súper tecnológico. De hecho, el Big Ben tiene una horrible pantalla de Albión que le resta toda la belleza al reloj.

El mapa de la City es bastante grande y abarca una gran zona de la ciudad. Por el norte llega hasta Candem y al este al Puente de Londres. Sin embargo, no esperéis una reproducción 1:1. Se destacan los lugares más importantes de la ciudad, aunque a veces las distancias o dónde están colocados no coincide mucho. El que conoce Londres sabe que es una ciudad extensísima y que sería imposible reproducir todo. Pero es muy reconocible y da gusto viajar a lo largo de todas las calles.

Un Londres irreconocible en Watch Dogs

Watch Dogs Legion – Recluta a tu ejército en la revolución de Londres

El mapa está totalmente abierto y desde el principio podremos ir a cualquier lugar a lo largo de la capital del Gran Bretaña. Tenemos multitud de misiones por hacer, infinidad de actividades, secundarias… No nos vamos a aburrir en absoluto. Pero en esta ciudad tan tecnológica convive lo clásico con lo moderno. Igual que vamos a encontrarnos coches autónomos sin conductor dentro, también podremos conducir coches clásicos ingleses. Los drones gobiernas con mano de hierro al igual que los soldados dispersos y la policía.

Vas a sufrir en tus propias carnes lo que es el maltrato policial. Vas a ver cómo sería una historia reimaginada de V de Vendetta. Toda la ciudad tiene vida propia y vas a vivir una gran cantidad de situaciones con las que te vas a encontrar por sorpresa. Tampoco queremos hacerte mucho spoiler porque es un juego que va contándose a medida que vas jugando, pero realmente es para disfrutarlo tranquilamente y pensar en que, quizás, eso sea hacia donde nuestra sociedad está yendo.

Normalmente hablamos de un solo protagonista. Aquí no hay un protagonista único. Tu primer personaje es el número 1 de los que puedes ir reclutando para el ejército de DeadSec. El secreto en Watch Dogs es tener a muchos elementos que aporten algo diferente cada uno. Podemos tener desde un boxeador que pegue duro en el cuerpo a cuerpo hasta un abogado que nos libre más rápido de la policía,

Tenemos a una ciudad por reclutar, con echarle un vistazo con el teléfono móvil, podremos ver sus habilidades y si nos interesa meterlo en nuestro equipo o no. Para que se unan, nos pedirán hacer una pequeña misión, cuando la consigamos hacer, podremos jugar con ese personaje. Así iremos formando a un ejército tejido desde la sociedad del pueblo oprimido. Cada uno aportará sus habilidades y así es como se va a conseguir derrocar al poderoso. Pero a nivel jugable también nos va a aportar muchas variedades. Cada agente de DeadSec tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Y esto dará pie a multitud de situaciones.

Puedes reclutar a todos los ciuidadanos

Londres

Al comienzo de Watch Dogs Legion podremos decidir cómo jugar. Hay dos opciones, jugar con muerte permanente, que cuando abatan a un agente, perdamos a ese agente. Esto significa que, si acaban con todo el grupo, la partida se acabará. O jugar sin muerte permanente, con lo que, si nos abaten, volveremos a repetir la misión y el miembro abatido no podrá usarse por unos minutos.

Lo que hay en Watch Dogs Legion es bastante personalización. Hay tiendas de ropa por todo Londres. Además, con sus distintos estilos. Si queremos vestir Punk, vamos a Candem. Si vamos al barrio chino habrá otro tipo de ropa, en el centro hay vestuario más formal… También iremos consiguiendo puntos de tecnología que vamos gastando en un árbol de mejoras. Cuando compramos una, podemos equipársela a todos los agentes. Por ejemplo, el ser invisible durante unos segundos o una araña de control remoto. Dependiendo de lo que necesitemos, usaremos el gadget que queramos.

La variedad de misiones sigue siendo increíble y la libertad que nos dan al realizarlas nos ha encantado. Podremos hacer misiones sin entrar al edificio en cuestión, tan solo pirateando cámaras. Derrotar a agentes con trampas, hacer moverse a los vehículos de forma autónoma. El límite básicamente está en nuestra imaginación y habilidad.

También podemos usar el escenario a nuestro favor, aunque eso se vio en pasadas entregas. Si estamos en plena persecución, podemos subir barrotes para que no pasen los vehículos. Podemos hacer explotar una bomba o electrocutar a distancia. No hay un único camino para resolver las cosas. Hay multitud de cosas por hacer. Desde hackear cámaras, ordenadores, pintar paredes… Lo mejor es ir descubriéndolo poco a poco y tú mismo.

Watch Dogs impresiona gráficamente

Watch Dogs Legion – Recluta a tu ejército en la revolución de Londres

Gráficamente nos tenemos que quitar el sombrero ante Watch Dogs Legion. El trabajo de Ubisoft con este juego ha sido impecable. El modelado de los personajes, la variedad de enemigos, vestuario… y el arte del Londres neotecnológico. Nos ha encantado. Si se le achacaba a Ubisoft que no ponía empeño en los gráficos, os aseguramos que Watch Dogs Legion os va a dejar con la boca abierta.

También tenemos que destacar la parte sonora del juego. Con una banda sonora genial y un doblaje exquisito, aunque El Rubius no haya puesto voz propia a su personaje. Ubisoft ha cuidado de tal manera la parte de sonido del juego que ha doblado incluso hasta los podcasts que salen en la radio cuando vamos conduciendo. Efectos sonoros y melodías ambientales aparte, el trabajo ha quedado muy bien.

Watch Dogs Legion pone toda la carne sobre el asador. Una de las franquicias fuertes nos pone la miel en la boca con lo que nos vamos a encontrar en el futuro inmediato de la empresa francesa. En definitiva, este título es divertido, engancha, tiene componentes de acción, sigilo, conducción, hackeo, disparos, peleas a corta distancia. Es el juego más ambicioso de la saga y han conseguido lo que se proponían, hacerlo imprescindible para las consolas de esta generación y de la próxima. No tenéis que dejar pasar la oportunidad de haceros con Watch Dogs Legion, de Ubisoft, sin duda, uno de los candidatos a Juego del Año.

Comentarios de Facebook