Quantcast

Road to Guangdong, Análisis – Un bonito roadtrip a la profunda China

Hay algunos juegos que llegan a tus manos y de los que no has escuchado nada. Te pones a jugarlos y cuando llevas un ratito te das cuenta de que son realmente una sorpresa. Son ese tipo de juegos pequeñitos los que merecen tener voz y que sean jugados por más gamers y disfrutados. Unos de estos es Road to Guangdong, de Meridiem Games y desarrollado por Just Add Oil.

Tomamos el papel de una chica que tiene que viajar hacia algunos destinos para poder salvar el negocio familiar que ha sido heredado por nosotros, para eso tenemos la compañía de nuestra tía y de un coche que también hemos heredado. Debemos ir a visitar a ciertos familiares para que nos comenten sus truquillos de cocina y así mejorar la reputación del restaurante.

Viaje realista

Así pues, nos embarcamos en un viaje de toque realista en el que deberemos ir conduciendo un coche viejo que deberemos cuidar, repostar, arreglar y mimar para que nos llegue vivo hasta el final del viaje. Por ejemplo, para que os hagáis una idea, al principio tendremos que cambiar el aceite al coche y llenarle de gasolina, así pues, deberemos buscar la apertura del depósito del aceite y luego ir hasta el depósito de gasolina.

En carretera deberemos conducir con cuidado de no sobre calentar el coche y de no quedarnos tirados, así que a veces habrá que parar a repostar o dejar de acelerar para no quemarlo… También es interactivo en el interior, aunque de manera básica. Para encender el coche habrá que arrancarlo con las llaves. Podremos encender las luces y cambiar la radio y poco más.

A lo largo de Guangdong

En este viaje vamos acompañados por nuestra tía. Iremos teniendo conversaciones con ella y con muchos más personajes con diálogos que permiten tomar decisiones e ir avanzando en la historia. Una historia, que, aunque está dentro de un juego Indie, es profunda y nos engancha, ya que la narrativa nos va guiando a lo largo del juego.

En cuanto al coche, debemos conducirlo de una manera eficiente para gastar lo mínimo, ya que cualquier arreglo o cambio nos va a tocar pagarlo. Podremos visitar gasolineras y talleres y tenemos un inventario propio con el que cambiar ciertas piezas si nos hace falta. Lo importante es que no hagamos demasiado desgaste del coche, ya que necesitamos llegar a los lugares marcados.

Gráficos coloridos

Gráficamente no podemos decir demasiado del juego, ya que no posee unos gráficos asombrosos, es un juego indie y como tal, hace lo que puede en este sentido. Un juego muy colorido, pero bastante básico. Tampoco el control a los mandos del coche es demasiado preciso, pero bueno, no es un juego de conducción, va más allá.

Música muy asiática es lo que nos acompaña en el viaje y lo que toca con un juego de estas características. Tenemos que destacar que el juego viene traducido al español y eso es algo que se agradece y que le da un empujón para muchas personas que están indecisas y no saben si comprarlo o no.

Road to Guangdong es una aventura tipo roadtrip en la que se simula que conducimos un coche algo antiguo pero real. El coche va desgastándose, todo en vuelto de una historia que merece la pena ir descubriendo para ver cómo vamos a salvar un negocio heredado. Con nuestra tía de acompañante y en el papel de una jovencita china muy emprendedora, nos vamos hasta la profunda China en un juego que gráficamente no destaca pero que tiene otras bondades. Desarrollado por Just add Oil y de la mano de Meridiem Games os recomendamos que le echéis un vistazo que no os va a defraudar.

Comentarios de Facebook