jueves, 1 octubre 2020 18:45

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning, Análisis – RPG y acción pura y dura

Hemos de reconocer que con Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning no podemos ser totalmente imparciales. Este juego es uno de nuestros favoritos en la pasada generación y ahora THQ nos lo trae de nuevo. Remozado por Kaiko y gracias a Koch Media tenemos ahora con nosotros la remasterización de lo que iba a ser una saga y se quedó en un solo juego por la quiebra del anterior estudio.

Kingdoms of Amalur tiene acción, rol, muchos enemigos, muchas misiones, gran cantidad de armas, armaduras, objetos, personajes, líneas de diálogo, un inmenso mapa. Vamos, un juego que hacía las delicias de todo el amante del RPG y que ahora vuelve con la misma esencia y con gráficos actualizados. En Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning somos un guerrero resucitado que debe devolver a la región de Amalur a la paz. Para ello deberá luchar contra un villano de esos que te dan repelús solo de verlo.

Kingdoms of Amalur jugablemente es un estilo RPG mezclado con hack and slash, con lo que nos da una mezcla perfecta de acción y personalización del protagonista que hace que no te aburras durante toda la aventura, y os aseguramos que no son pocas horas de juego con la apabullante cantidad de misiones tanto principales como secundarias, tareas, misiones de facción… Vamos a ir haciendo al guerrero adaptándolo al modo de juego que más nos interese pudiendo llevarle por el camino de la magia, de la picardía y evasión o por el del ataque frente a frente.

Mucha personalización

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning, Análisis – RPG y acción pura y dura

Tenemos gran cantidad de armas, cada una con su daño, su rapidez y con un sistema muy similar al de Borderlands, con armas que van surgiendo aleatoriamente. Si somos un mago tenemos los báculos, los chakrams, si somos más tipo tanque tenemos los martillos y espadones, si somos un pícaro iremos más a espadas cortas o dagas. Las posibilidades son inmensas. También tenemos especiales como magias, ganchos, golpes fuertes. Cada vez que subamos nivel deberemos ir mejorando el árbol de habilidades.

También invertiremos puntos en picardía, fuerza o magia, con lo que vamos a ir accediendo a armaduras que requieren cierto nivel. También podremos adquirir bonus con las tarjetas de destino que nos permiten personalizar más aún al personaje. Tenemos ataque fuerte, débil, esquiva, protección y modo caos que viene siendo el que se desata cuando llenamos la barra correspondiente.

El sistema es muy accesible y para todo el mundo, aunque hay que tener cuidado porque los enemigos van ascendiendo de nivel según nos adentramos en el mapa e igual nos metemos en un sitio en el que salimos escaldados por pelear contra bichos de alto nivel. Además, que tenemos total libertad para movernos por todo el mapa, así que de nosotros dependerá qué hacer y dónde ir en cada momento.

Apabullante número de misiones

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning, Análisis – RPG y acción pura y dura

Las misiones no son demasiado innovadoras: Ve allí, habla con tal, recoge este objeto, tráeme tal. Pero si que tenemos un sistema de crafteo en donde hacer pociones y armas que resulta muy interesante y que podremos ir mejorando a medida que subimos de nivel para hacer mejores cosas. También podemos usar nuestro encanto para resolver situaciones sin luchar o ir de frente.

El juego también nos dará a hacer algunas decisiones morales para tomar. En el sentido de contener elementos de otros juegos nos podemos encontrar cosas de Oblivion, Fable, Dark Souls, pero todo muy bien unido y haciendo de Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning un juego genial y que no es similar a otro juego. Y es que tenemos un enorme mundo por descubrir y explorar con una grandísima cantidad de misiones secundarias que te daban acceso a bonus y mejoras de nivel. Un juego que diríamos que coge todos los tópicos del RPG clásico y los mete de lleno en la historia. Pero también os decimos, qué demonios, nos encanta eso.

Mejora gráfica notable

Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning, Análisis – RPG y acción pura y dura

La remasterización gráfica es notable, pero sin llegar a ser excelsa, se nota que el trabajo ya estaba bien realizado y que el juego no ha envejecido mal, así que con unos cuantos retoques podría salir de nuevo a la venta. Se ha mejorado la dificultad y se ha ajustado para que suponga un reto para todos. Además, incluye todo el contenido descargable de pago del juego original.

Se nota una mejora notable en la fluidez y se han eliminado esas ralentizaciones tan molestas que había en el juego original, aunque para ser francos, hemos de decir que no del todo, que en algún punto nos las hemos encontrado. Su estilo artístico creado por el diseñador de Spawn nos sigue enamorando, así como las texturas de personajes, enemigos, jefes finales y el diseño de armas y armaduras.

Una remasterización que no ha sido todo lo grandiosa que se esperaba pero que permite jugar sin problemas y disfrutar como hace años. Una banda sonora muy buena y una traducción también genial hacen de este Kingdoms of Amalur: Re-Reckoning un juego muy disfrutable.

Si sois amantes de los RPG de acción y lucha más que de tostón de los diálogos constantes, este juego os da eso. Además, que pone sobre la mesa todos los tópicos del género: Enemigos a gran altura, arañas gigantes, un villano malvado, un pueblo oprimido y nosotros, el héroe elegido que viene a salvarlos. Sin duda que es una piedra y un avance en el camino de terminar la saga que se empezó. No lo penséis más porque realmente es uno de los juegos de rol de la pasada generación y en esta no hay demasiado parecido y con tanta calidad.