Quantcast

Holy Potatoes! Compendium – Las patatas te ofrecen un 3 en 1

De la mano de Daylight Studios y Meridiem Games nos llega un cartucho con tres divertidos juegos protagonizados por las Holy Potatoes! Una saga de juegos de distinta temática protagonizada por unas patatas muy divertidas y que realmente entretienen bastante. Aunque en realidad son cuatro juegos, no sabemos por qué el último no ha entrado, de todas formas, con A Weapon Shop, We’re in Space y What the Hell tenemos suficiente diversión para muchas horas. Además, el cartucho físico incluye unas postales la mar de monas.

Son tres juegos diferentes, pero con un punto común, la gestión. Deberemos gestionar tres distintos apartados como son la creación de armas, la cocina o un crucero espacial. Todos los juegos son muy diferentes entre sí, pero en los tres deberemos hacer que nuestras patatas lleguen a buen término con sus cometidos.

Tres juegos de Holy Potatoes!

A Weapon Shop nos hará estar al cargo de una forja. Esta forja se encarga de vender armas a los héroes para que luchen en las mazmorras. Así pues, deberemos contratar herreros Holy Potatoes que sean buenos en lo suyo. Las armas tienen varias estadísticas y los herreros deben ser buenos en esa estadística en concreto. Por ejemplo, para las dagas la velocidad o para los arcos la puntería. Así pues, deberemos hacer armas destinadas a esos héroes que las van a portar con mejores estadísticas en sus necesidades. Luego de hacerlas deberemos vendérselas, ganar dinero, comprar materiales… Un buen juego de gestión.

What The Hell es un juego en el que manejamos una cocina para dioses. Deberemos clasificar primero a los clientes que mueren según sus pecados y esto será los materiales de la comida. Luego los grandes dioses nos irán pidiendo recetas y deberemos contentarlos cocinando con los ingredientes que hayamos sacado antes. Acaba por ser un poco repetitivo, es un juego indie y no se le puede pedir mucho más, pero quizás es el menos divertido.

Cocina para los dioses

We’Re in Space nos coloca dentro de una nave espacial que surca los espacios. Deberemos ir gestionando la tripulación con los módulos de la nave y las batallas estelares. Es un juego muy distinto a los otros dos y quizás el que más componentes diferentes tiene para pasártelo mejor debido a su variedad.

Los tres juegos de Holy Potatoes son muy humorísticos y juegan en todo momento con los personajes conocidos que irán sucediéndose a lo largo de las aventuras. Así pues, vamos a poder ver a unan patata muy parecida a un wrestler muy famoso de cabello rubio y largos bigotes que se arrancaba la camiseta. También pasará un personaje de una saga de las galaxias que acababa metido en una plancha de carbono y otro actor con un casco de cuernos gigantes que es hermano de un dios nórdico. Y eso son solo unas muestras, porque van a aparecer bastantes y nos van a sacar muchas sonrisas.

Mucho humor y guiños

En cuanto a gráficos los tres juegos son bastante sencillitos, pero el humor que utilizan y todos los detallitos que tienen nos han gustado bastante. No destaca, pero lo que nos ha ofrecido ha colado para que nos guste. Las patatas tienen bastante gracia y personalidad. La música cumple con su cometido sin empeorar la experiencia, pero sin sobresalir. Debemos decir que We’re in Space es el único juego que viene en inglés, los otros dos están en español y se agradece, aunque no les hubiera costado mucho el localizar el tercer juego también.

Tres juegos ideales tanto para niños como para mayores. Son muy familiares y la gestión se hace divertida. Ofrecen mucha variedad de jugabilidad variando bastante entre unos y otros y nos da para unas buenas horas de juego. Echamos en falta el cuarto juego de Daylight Studios, pero no puede ser todo. Por su precio es una buena compra que nos trae hasta el formato físico Meridiem Games.

Comentarios de Facebook