Quantcast

El lanzamiento de Cyberpunk 2077 supondrá 6 semanas de horas extra

El estudio de videojuegos polaco CD Projekt Red ha reconocido haber tomado la decisión de imponer horas extra a sus desarrolladores en las próximas seis semanas para terminar el videojuego Cyberpunk 2077, a pesar de haberse comprometido inicialmente a no usar estas prácticas que se han vuelto comunes en la industria.

Cyberpunk 2077, anunciado en el año 2012, llegará finalmente el próximo 19 de noviembre a las consolas de la actual generación (PS4 y Xbox One) y a PC -después se lanzará para PS5 y Xbox Series X/S-, después de haber sufrido retrasos -primero se aplazó de abril a septiembre, y luego a la fecha actual-.

Con el objetivo de finalizar el desarrollo de este nuevo videojuego a tiempo, el director de CD Projekt Red, Adam Badowski, ha admitido en Twitter que se está produciendo un “‘sprint’ final” en las seis últimas semanas, que supondrá que los desarrolladores tendrán que llevar a cabo horas extra.

Badowski ha defendido que “la mayor parte del equipo entiende este esfuerzo”, pero ha reconocido que se trata de “una de las decisiones más difíciles” que ha tenido que tomar. El equipo de desarrolladores de Cyberpunk 2077 recibirá el 10 por ciento de los ingresos del juego y la horas extras están “bien compensadas”, según el ejecutivo.

Esta decisión se ha tomado a pesar de que el cofundador del estudio CD Projeckt Red, Marcin Iwinski, se había comprometido anteriormente, en una entrevista a Kotaku, a no exigir horas extra a los desarolladores de Cyberpunk 2077 y a apostar en su lugar por ser “más humanos” con sus trabajadores.

EL ‘CRUNCH’ EN LA INDUSTRIA DEL VIDEOJUEGO

Este ‘sprint’ final en el desarrollo de Cyberpunk 2077 es un fenómeno recurrente en la industria del videojuego, y se conoce habitualmente como ‘crunch’, en los que los trabajadores tienen que hacer horas extras durante varias semanas e incluso meses para cumplir los plazos de entrega.

Uno de los empleados de CD Projeckt Red que trabaja en Cyberpunk 2077 aseguró a Bloomberg que la empresa les había impuesto a todos jornadas laborales de seis días a la semana.

Poco antes del lanzamiento de Red Dead Redemption 2 en el año 2018, el estudio de videojuegos estadounidense Rockstar Games reconoció que algunos desarrolladores llegaron a trabajar cien horas a la semana para tenerlo listo, como aseguró en una entrevista Dan Houser, cofundador de Rockstar junto a su hermano Sam.

No es el único caso, ya que el estudio Epic Games, autor de Fortnite, también ha sido acusado de hacer trabajar entre 70 y cien horas a las semana a los desarrolladores de su popular videojuego battle royal, como recoge Polygon.

El ‘crunch’ es una fenómeno que también afecta a los estudios independientes y pequeños. En el caso del estudio Krillbite, los desarrolladores de Mosaic reconocieron que su videojuego Mosaic se inspiró en exceso de trabajo de su proyecto anterior.

En casos de ‘crunch’ como estos, miembros de la industria y jugadores de videojuegos han pedido públicamente que se lleven a cabo boicots de los títulos por imponer condiciones de trabajo abusivas a sus plantillas.

Comentarios de Facebook