Compartir

Si hablamos de Xenoblade Chronicles, hablamos de un juego con el que se ha sido bastante injusto porque, más allá de los más aficionados, no se le ha dado el valor que realmente tiene. Monolith Soft hizo con él, tanto para Wii hace ya 10 años como para Nintendo 3DS posteriormente, una obra maestra. Con esta Definitive Edition se celebra la década que hace que se lanzó el juego original y se nos da la oportunidad de jugar esta impresionante remasterización que gracias a la popularidad de Switch, viene a darle el valor de uno de los mejores juegos del género de rol que tanto merece.

La aventura se desarrolla sobre los cadáveres de dos titanes que lucharon hace eones y que son los que conforman el suelo firme que se pisa en el juego. Nos encontramos en medio de una lucha entre los Mekos y la humanidad y nosotros encarnamos a Shulk, un héroe capaz de portar a Moneo, una misteriosa espada a lo largo de esta aventura, acompañado por sus compañeros.

Tenemos delante de nosotros un RPG de tamaño épico en el que tenemos cierta libertad de acción aunque siempre se nos va a ir guiando hacia la historia principal para poder seguir avanzando. El modo de combate es una mezcla entre acción real y turnos. Una vez que entremos en batalla y decidamos atacar una criatura o a un enemigo, el ataque de nuestro personaje será de forma automática, sin embargo, contamos con una serie de ataques especiales que se van a ir rellenando hasta que estén disponibles para realizarse.

Una de las novedades que nos encontramos en esta remasterización de Xenoblade Chronicles: Definitive Edition es la ocasión. El juego nos avisará de manera clara de cuándo realizar un ataque especial para que sea más efectivo. Es decir, hay ataques que dañan más a un enemigo que esté de frente a nosotros, otro que harán más efecto si estamos de lado o por la espalda, tan solo tenemos que ponernos en la posición adecuada y una admiración aparecerá junto a esta habilidad especial para hacer un ataque devastador.

Hay multitud de posibilidades de ataque y estrategias a la hora del combate ya que podremos combinar ataques en cadena para hacer gran cantidad de daño, podremos evitar la ira del enemigo para que no se centre en un solo combatiente e incluso podremos adelantarnos a las embestidas del enemigo al ver su próximo movimiento y así salvar nuestra cabeza y actuar para evitar ese golpe. Este juego requiere la cooperación en el combate ya que no es un simple machacabotones con el que hacer en todo momento el ataque más poderoso que tengamos, cada enemigo es diferente y está pensado de tal manera que es muy profundo y que deberemos comprender como funciona este sistema de pelea para poder avanzar.

Podremos subir niveles, mejorar las habilidades y aprender para seguir potenciándolas, explorar el inmenso mapa que tenemos por delante, luchar contra todo tipo de criaturas, experimentar con la gran cantidad de estados y opciones que nos aporta el juego. Otro de los puntos a destacar es la personalización ya que deberemos mejorar el equipo de nuestros personajes, así como sus habilidades, cosa que ya mencionamos antes, y podremos incluso cambiar el vestuario, algo que nos permite darle una apariencia distinta tanto a nuestra vestimenta como a las armas.

A lo largo de nuestra exploración iremos conociendo personajes que nos aportarán ventajas y posibilidades de trueque y también encontraremos gran cantidad de misiones secundarias, que quizás no sean demasiado complicadas, pero si que nos aportan dinero y algo de experiencia para subir de nivel y que se pueden ir haciendo de forma sencilla ya que consisten en conseguir un elemento o matar a ciertos enemigos y que una vez que lo hayamos realizado, se completan, no hace falta ir a hablar de nuevo con el personaje que nos ha enviado a hacerla para completarlo.

Xenoblade Chronicles: Definitive Edition es de esos juegos que nos van a llevar más de 100 horas completarlos, y si esto os parece poco, esta edición remasterizada añade un epílogo independiente del juego original que transcurre un año después de la historia original y que tiene su propio guión independiente, así que podremos jugarlo cuando queramos, aunque os invitamos a acabar primero la historia principal antes de meternos a este añadido que deja a Shulk en un segundo plano. También como añadido nos encontramos una arena en donde experimentar nuestro combate bajo condiciones especiales y así conseguir bonus tras superar ciertos desafíos de enemigos tanto normales como muy poderosos en un tiempo límite.

Esta arena es muy útil de cara a mejorar la estrategia y probar nuevas formas de combatir y conocer las habilidades del resto de integrantes de nuestro equipo. Y si ya queremos llevar la experiencia de juego a lo máximo, podremos usar el modo experto en el que la subida de niveles se realiza de forma manual y el nivel de los enemigos se equiparará al de nuestro personaje, con este modo la experiencia se podrá usar para mejorar más adelante en la aventura a nuestros personajes. También se puede implementar el modo fácil, ya que quizás no todo el mundo piensa en combatir al máximo nivel o solo pretende centrarse en la historia y de esta manera se baja la dificultad para poder ir más rápido en las peleas.

Otro de los puntos donde se observa el cuidado puesto a la hora de remasterizar Xenoblade Chronicles ha sido en la parte gráfica donde la mejora es palpable con un mayor nivel de resolución y notables aumentos de calidad en modelados de personajes, escenarios, enemigos y sobre todo mejoras de iluminación. También se nota la mayor cantidad de elementos que se ven en pantalla. Quizás donde se notan más los años han sido en los personajes no protagonistas, los que nos encontramos paseando por las ciudades, aquí no han sido tan cuidadosos a la hora de retocarlos.

A nivel sonoro el juego también ha dado un salto de calidad ya que se ha arreglado toda la parte musical de juego regrabándola de nuevo y haciendo que suene más actual. Aunque si bien es cierto que se nos da la oportunidad de escuchar en todo momento la banda sonora original, se nota el cambio y nosotros hemos preferido en todo momento la nueva obra. También debemos destacar el doblaje al inglés y al japonés, ambos de gran calidad y la traducción, tan buena como recordábamos a nuestro idioma mediante subtítulos, algo imprescindible para poder comprender la magnitud del juego.

Xenoblade Chronicles es uno de los grandes juegos de rol de Nintendo y, en nuestra opinión, no tienen nada que envidiar a otras grandes súper producciones del género. Monolith Soft nos retrotrae 10 años y hasta Wii con esta obra de arte que llega para ser redescubierta en Nintendo Switch en forma tanto portátil como de sobremesa. Un juego ideal para engancharnos horas y horas porque es de esos en las que la historia de absorbe y su sistema de combate es tan profundo que incluso vamos soñar con nuevas estrategias y formas de vencer los monstruos más complicados. Esta remasterización de Xenoblade Chronicles: Definitive Edition llega para poner al juego en su lugar, en el olimpo de los juegos de rol y en los imprescindibles para Nintendo Switch. No te lo pienses más y cómpratelo ya, ya seas nuevo jugador o ya seas uno de aquellos que se lo pasó en su época.