Compartir

Sin duda este 2018 está siendo el año de lo japonés: Yakuza 6, Monster Hunter, Dynasty Warriors y sus derivados y ahora llega este Warriors Orochi 4, un juego que ya de por sí llama la atención por haber entrado en el Libro Guinness de los Records por tener el número más alto de personajes jugables en un Hack and Slash o como se llama este género en japonés: Musou.

La mayor novedad que aporta Warriors Orochi 4 es la de su amplio elenco de personajes procedentes de otras sagas como Dinasty, Samurai y la propia Orochi, todas con el sufijo Warriors. Koei Tecmo se saca de la manga un Musou clásico que hará las delicias de los amantes del género y que nos llega de la mano de Koch Media.

La historia nos pone en el Japón Feudal de los Estados Guerreros y la China de los Tres Reinos que tras derrotar a Orochi y salvar el mundo, regresan a sus épocas. Sin embargo un nuevo mal se cierne sobre la tierra: Zeus, el dios supremo. Ambos mundos tendrán que enfrentarse en una gran batalla por la búscqueda de ocho brazaletes de Uroboros (Serpientes enroscadas) que poseen un gran poder que descubrirán y usarán en su beneficio.

La jugabilidad es la de un Musou clásico, hack and slash en la que controlamos a 3 personajes y podremos ir variando entre ellos. Nos enfrentaremos nosotros solos a interminables ejércitos liderados por comandantes a los que tenemos que derrotar para ir avanzando por el mapa. Unos mapas basados en fortalezas medievales asiáticas y que son bastante laberínticos, en ocasiones tendremos que darle un vistazo más detenidamente para no perdernos por los diversos caminos y llegar a donde nos marcan. Contaremos con varios tipos de ataques: Normal y fuerte que combinados podemos hacer combos y luego la parte de ataque mágico, otorgado por los artefactos de los dioses, o Tesoros Sagrados. Con ellos potenciaremos el ataque y serán necesarios para derrotar a ciertos enemigos que son prácticamente inmunes a los ataques físicos normales.

Tendremos a nuestra disposición a un equipo de 3 personajes principales con sus características, ya que cada uno de los 170 protagonistas tiene sus habilidades propias. Y 4 personajes de apoyo que ayudarán en el super poder mágico. Con estos 7 tendremos que hacer un equipo equilibrado para conseguir los objetivos. Además se ha implementado el vínculo entre personajes, que aumentará cuando trabajen en equipo y les hará fortalecerse, además desbloqueará eventos que profundizan en la historia. Deberemos atacar intercalando golpes físicos y mágicos y también cambiando rápidamente de personaje para realizar combos devastadores. Es un espectáculo ver cómo se realizan estos combos y como vas derrotando a tropas numerosas de enemigos. También tiene toques RPG al subir el nivel y poder mejorar las habilidades mediante un árbol y potenciar las armas y cambiarlas por otras mejores.

En un juego del más puro estilo japonés, se han incluido dioses de mitologías europeas como Perseo, Ares, Athena y Odín, cada uno con un Tesoro Sagrado que tendremos que conseguir para poder potenciar nuestro ataque.

Y no tiene mucha más profundidad, combates divertidos ante miles (literalmente) de enemigos en pantalla y objetivos en mapas laberínticos. Muchas luces y efectos en un hack and slash puramente japonés pero que es un género que cada vez está ganando más popularidad en Europa.

Gráficamente Warriors Orochi 4 no destaca por los detalles, sin embargo lo contrarresta con la cantidad de soldados enemigos que hay en pantalla, incontables tropas con cientos o como dijimos antes, miles de soldados a los que nos enfrentamos en solitario y que junto con las luces y los poderes, no hace decaer en ningún momento la tasa gráfica del juego. El juego sacrifica detalle gráfico a cambio de fluidez y jugabilidad frenética.

El sonido tampoco destaca, una banda sonora correcta y un doblaje en japonés pero textos en pantalla en inglés. A pesar de no estar traducido, se puede jugar perfectamente ya que la historia tampoco es algo esencial.

Warriors Orochi 4 basa su punto fuerte en la elección de personajes, 165 procedentes de otros juegos de la franquicia y 5 nuevos que convierten a este Hack and Slash en el videojuego de este género con más personajes seleccionables. Un juego Musou de estilo clásico, muy frenético que en ningún momento nos da tregua, batallas divertidas pero a la larga pueden hacerse repetitivas. Si te gusta el género, sin duda, es para tí y ahora tienes la posibilidad de hacerte con el porque Koch Media se ha encargado de traernos hasta España esta obra de Omega Force.