Compartir

Brain Seal, estudio desarrollador de Story of a Gladiator tiene ya cierta experiencia en hacer juegos indies, pero sin duda Story of a Gladiator es el mejor juego hasta ahora de este pequeño estudio. Todos hemos querido vivir una aventura similar a la de Máximo Décimo Meridio en Gladiator, película tan de moda ahora por ser uno de los papeles más famosos de Joaquin Phoenix.

En Gladiator tomaremos el papel de un luchador de la arena romana aunque podremos elegir su raza entre tres disponibles con distintas habilidades. Tras seleccionar si nuestro guerrero es griego, cartaginés, de raza negra, o egipcio, de tono café con leche, pasaremos al escenario principal, la ciudad con un montón de lugares a donde ir pero que se van desbloqueando con la subida de niveles de nuestro personaje y el avance del juego.

La jugabilidad está basada en combatir contra hordas de determinados enemigos y acabar sano y salvo. Tendremos un botón de ataque con el que daremos espadazos, otro con el que nos cubriremos y otro con el que podremos rodar cuando desbloqueemos esta habilidad. También podremos invocar el poder sagrado de uno de los dioses a los que nos consagremos o dar golpes combo especiales. Además contamos con una barra de aguante que nos dejará sin defensa ante los distintos enemigos si la llenamos, si hacemos varias escapadas o damos muchos golpes de seguido, nos ocurrirá esto.

Tenemos tres campañas de 12 capítulos cada una. La campaña griega, la campaña africana y la campaña romana donde nos ubicará en pleno coliseo romano. Cada escenario nos da un determinado número de enemigos a eliminar que irán apareciendo a lo largo de las distintas rondas, y un premio dinerario. Según lo hagamos, lograremos hasta 3 estrellas dependiendo de si hemos recibido daño o no y de cómo hemos acabado con los enemigos. Acabar con varios enemigos a la vez y hacer decapitaciones dará más espectáculo y por lo tanto, más estrellas. Además cuanto más sangrientos sean nuestros combates, el público más se excitará y nos lanzarán comida que nos recuperará la salud y lanzará piedras a los enemigos que los aturdirá brevemente.

Una vez finalizados los combates tendremos una experiencia conseguida y un dinero. Con la experiencia podremos mejorar las habilidades de combate a medida que nos otorgan puntos de habilidad. Con el dinero podremos mejorar el arma, el escudo y la armadura en un puesto de la ciudad. Hay más puestos que se irán desbloqueando a lo largo de la aventura, como hemos dicho pero mejor que los descubráis por vosotros mismos. En el templo podréis consagraros a Júpiter, a Juno y a Marte, dios de la Guerra.

Los combates son en dos dimensiones y tendremos total libertad para movernos por el escenario. Los enemigos son muy variados y van desde soldados sin apenas protección hasta temibles masas de músculo que nos costará vencer. Por suerte nosotros podremos también armarnos hasta los dientes a medida que vamos consiguiendo dinero y desbloqueando más cosas. Otros de los combates que eran más famosos en el Imperio Romano eran los de hombres contra bestias. No solo lucharemos contra animales salvajes si no que podremos adoptar a nuestra mascota para que nos ayude durante la lucha.

Story of a Gladiator es un juego sencillo de comenzar pero con bastante profundidad y con varias dificultades según sea nuestra habilidad. Ya os decimos que si os vais nivel a nivel avanzando en el modo normal, si no mejoráis el equipo al máximo permitido, os va a costar bastante. Es un juego en el que hay que ir siempre con pies de plomo y sabiendo cuándo es el momento adecuado de dar el golpe ya que un mal movimiento hará que nos golpeen y nos quiten bastante vida.

Gráficamente no es muy espectacular, es un juego Indie y no podemos pedirle mucho en este sentido, sin embargo nos han gustado los modelados y los detalles del juego y la gran variedad de armaduras, armas y escudos que podremos equipar y los que también llevan nuestros rivales. A nivel sonoro el juego cumple con melodías muy de estilo clásico que imaginamos que se oían por aquella época. Aunque el juego no tiene muchos textos, no viene traducido y os tocará entender algunas cosillas, aunque en Story of a Gladiator, sinceramente, el idioma no influye en absoluto.

Un buen juego de lucha de romanos en el que nos sentiremos como dentro de Gladiator. Puede ser un reto para todos y también a los más nostálgicos les traigan recuerdos de aquellos juegos en 2D de yo contra el barrio, ya que es muy de ese estilo. Story of a Gladiator es un divertido juego de lucha con componentes de rol que para jugar en unas cuantas tardes, es ideal. ¡Coge tu casco y tu espada y a la arena a combatir!