Quantcast

Análisis Star Wars Jedi: Fallen Order – Un excelente juego de Star Wars que mezcla géneros

Cuando hace unos meses EA anuncio un nuevo juego de Star Wars de la mano de Respawn, nadie sabía por dónde podía tirar la cosa. Respawn son los creadores de Titanfall y de Apex Legends, con lo que sabíamos que el juego no iba a ser muy plano, iba a tener mucho movimiento, pero al jugar te das cuenta de todo el cariño, el mimo y el amor puesto en este juego, un juego especial porque va firmado con el prefijo de Star Wars, con lo que se va a poner la mira sobre él. Y realmente no decepciona, es muy divertido y quizás uno de los mejores juegos de este universo creado por George Lucas.

En Star Wars Jedi conocemos a Cal Kestis, Un joven chatarrero que trabaja desmontando naves de la república en aquel momento en el que tras el Episodio III de las películas, la Orden Jedi es masacrada y prohibida. Cal es un joven Padawan que vio cortado su entrenamiento tras la masacre de la Orden 66 y años después, tras un accidente, se ve obligado a utilizar la fuerza y pone a todo el imperio en alerta y en su búsqueda. La Segunda Hermana, una mezcla de Darth Vader y Kylo Ren con un soldado imperial pero en mujer es la antagonista. Cal, junto a un grupo de amigos tendrá que recuperar la Orden Jedi a través de distintos planetas viajando en la nave Mantis.

En cuanto a la parte jugable, Star Wars Jedi: Fallen Order ha cogido un montón de elementos de distintos juegos, los ha mezclado y ha salido un producto redondo sabiendo mezclar. Lo primero que tendremos que hacer será movernos, escalar, saltar entre plataformas, correr por paredes, saltar por las lianas, todo ello al más puro estilo Nathan Drake. Así pues escalaremos, saltaremos, andaremos a lo largo de pasarelas estrechísimas sin red al vacío. Pero también tendremos que resolver puzzles como lo haría la mismísima Lara Croft moviendo piezas, usando la fuerza, pensando cómo hacer llegar los componentes necesarios hasta el lugar donde deben estar.

Todo ello con un sistema de avance y de lucha estilo souls-like. Por supuesto que Star Wars Jedi: Fallen Order tiene un público objetivo mucho más amplio que Dark Souls o Sekiro, y por lo tanto es más fácil en su avance, pero si no estamos atentos o nos tomamos a broma a los enemigos más pequeños, podemos acabar derrotados. Vamos a ir avanzando por el mapa entre puntos de meditación. Que harán que guardemos la partida, podamos aumentar los poderes, en el siguiente punto trataremos esta parte, y descansemos, con lo que recuperaremos la vida, los estimulantes y haremos que todos los enemigos vuelvan a la vida. Así pues cada vez que descansemos y recuperemos vida, tendremos que enfrentarnos de nuevo a todo aquel que hayamos derrotado. Eso sí, los puzzles y los avances que hayamos completado se quedarán como están, no se resetearán.

El combate es muy visual y sin demasiadas florituras, tendremos un botón para ataques rápidos, otro para ataques fuertes, un control de bloqueo y uno otro de esquiva. Todo ello se combina con el uso de la fuerza dando así multitud de combinaciones tanto para ataque a distancia como para cuerpo a cuerpo. Tendremos que ver las rutinas de cada enemigo para saber si bloquear, esquivar, atacar continuamente o retirarnos. Cualquiera de ellos nos puede eliminar, no olvidemos que tiene componente souls-like y estamos a su merced, sobre todo cuando hay más de 2 o 3 a la vez. Al fin y al cabo Cal no es un Jedi todopoderoso, está en proceso de recuperación de la fuerza y de recuerdo de su entrenamiento. Los enemigos serán muy variados desde los típicos soldados imperiales con rifles láser más o menos fuertes, soldados que van al cuerpo a cuerpo y soldados con lanzacohetes, pero también hay animales salvajes, bichos e incluso algunos robots impregnados con un enigmático poder.

El combate y la exploración son vitales. Tendremos la ayuda de un pequeño robot llamado BD-1 que nos podrá curar con estimulantes y analizar el terreno para descubrir cosas nuevas. Además va siempre a nuestra espalda y será el encargado de piratear controles y meterse en cajas para encontrar desbloqueables. Con la exploración y la eliminación de enemigos iremos ganando experiencia con la que generaremos puntos de habilidad que podremos gastar en un árbol de habilidades dividido en tres ramas, fuerza, aguante y ataque. Explorando iremos recogiendo objetos con los que vestir al bueno de Cal con sus ponchos o trajes, cambiar los colores de BD-1 o de la nave e incluso modificar hasta el último extremo nuestro sable láser, desde la empuñadura, cristal de luz, agarre… Realmente hay muchísimas opciones para ello y vamos a recorrer hasta el último lugar del mapa en busca de cofres para tener más opciones de configuración del arma.

Todo el juego está imbuido en una atmósfera que nos recuerda mucho a las películas con todos esos lugares maravillosos que vamos visitando. Los compañeros, BD-1 y las continuas referencias a la saga cinematográfica le suman carácter a un juego que realmente engancha y que nos hace querer seguir avanzando en busca de todos los objetivos que debe realizar Cal. Los mapeados son bastante extensos y tendremos a nuestra disposición en todo momento un holomapa en donde poder ver el objetivo, caminos bloqueados y caminos sin explorar. Todo nos lleva a una aventura de unas 20 horas de historia principal pero que se alarga en cuanto nos pongamos a explorar y a recoger secretos y coleccionables para cambiar la estética o modificar la fuerza y la vida de Cal.

Gráficamente el juego luce bastante bien y el juego de luces tiene un gran acabado en cuanto a lo que son las espadas láser. Quizás los modelados de los personajes no tenga el mejor acabado posible y las animaciones sean un poco toscas en ciertos momentos, pero nos ha gustado que el motor gráfico del juego de paso instantáneamente de la cinemática a la acción sin transición. Destacamos el diseño artístico del juego en enemigos, jefes finales, compañeros, nuestro robot e incluso en los escenarios en donde vemos la esencia Star Wars impregnada en cada metro recorrido y en cada criatura que se nos ponga delante.

La Banda Sonora es impresionante, algo que cuida mucho la saga cinematográfica y que aquí sigue ese guión. Basándose en la gran obra de John Williams, este Star Wars Jedi: Fallen Order nos deja grandes melodías con toques reconocibles de las notas de las películas. Un exquisito doblaje al español es el colofón junto los típicos efectos de la saga tanto en sables como en el lenguaje de los robots y de los distintos extraterrestres que nos vamos encontrando.

Star Wars Jedi: Fallen Order es un juego de acción en primera persona que se coloca como uno de los mejores basados en el universo que tantos fans reúne. Tiene componentes de muchos juegos pero están inteligentemente mezclados para que este sea un producto que no aburre, que engancha y que te hace querer seguir hasta el final. La atmósfera de La Guerra de la Galaxias se ve a cada paso. Sus combates, sus enemigos y sus protagonistas están muy bien elegidos para que haya momentos más calmados e incluso con toques de humor y otros en los que tengamos que ponernos cara a cara con malvado que quiere acabar con nuestra partida. Quizás no ha tenido tanta repercusión como otros juegos en su lanzamiento pero os aseguramos que pasa directamente a formar parte de nuestra categoría de tapados del año. No decepciona ni a jugadores de Souls Like, ni a amantes de los juegos de aventuras ni a los fanáticos de Star Wars.

Comentarios de Facebook