Quantcast

Análisis Sniper Ghost Warrior Contracts – Un blanco perfecto en la nieve siberiana

Los juegos de francotiradores tienen un público bastante fiel y todos esos aficionados a los tiros de larga distancia están de enhorabuena porque Koch Media nos trae uno nuevo de la saga Sniper Ghost Warriors, esta vez llamado Contracts. Desarrollado por CI Games, estudio polaco con larga trayectoria en esta disciplina y con toda la saga de francotiradores a sus espaldas. Un juego que promete realismo, libertad y no solo tiros a larga distancia si no combate a corta distancia también.

En esta ocasión el juego nos trasladará a la Siberia rusa en pleno terreno nevado en donde en cinco mapas vamos a tener que realizar las veinticinco misiones que se nos pondrán como reto. Tendremos libertad total para movernos por todo el terreno e ir reconociendo todos los lugares, las mejores posiciones para marcar y ser letal y diversos caminos y formas de realizar cada misión. Los desarrolladores han pensado que darle variedad era una buena opción y realmente así se siente. Tendremos que eliminar a objetivos a larga distancia y acercarnos a realizar misiones como robar unos datos, colocar unos explosivos en ciertas zonas, hackear un sistema… Para ello tendremos tanto que usar rifles francotirador como adentrarnos usando el sigilo o en el peor de los casos a tiro limpio en fuego cruzado, casos donde recomendamos huir por que seguramente acabaremos eliminados.

Nuestro personaje cuenta con una máscara de última generación capaz de ayudarnos en muchas funciones así pues, nos marcará objetos útiles en el escenario, posibles ayudas para acabar más fácilmente con el enemigo, nuevos recovecos por donde meternos. Además tanto las armas como la máscara y nuestro traje pueden ir siendo mejorados con lo que vayamos ganando al hacer las misiones, no olvidemos que somos un asesino a sueldo y cada contrato será pagado.

La mecánica del uso del francotirador nos ha encantado y realmente es la mejor parte del juego. En la mira del rifle tendremos toda la pertinente para poder acabar con todos los enemigos. Primero deberemos marcar con unos prismáticos a cada objetivo, así nos dirá tanto su rango con un simbolito como su distancia respecto a nosotros. Posteriormente apuntaremos y dependiendo de la distancia podremos ajustar la mira más o menos lejos. Por ejemplo, si el objetivo está a 250 metros, deberemos ajustarla a 200 y apuntar un poco por encima, de esta manera compensaremos la caída de la bala. Posteriormente tendremos que ver el viento para compensar hacia qué lado deberemos apuntar. Aún así en la propia mira se verá reflejado con líneas discontinuas el movimiento de la bala respecto al viento y a su caída. Tras ajustar correctamente la posición de hacia dónde disparar para que el proyectil acierte donde queremos, apretaremos el gatillo. De vez en cuando saldrá una cinemática de la bala y de cómo va acercándose y girando hasta derribar a nuestro rival. Sin duda de lo mejor que tiene este juego.

Quizás los puntos más flojillos del juego sean el otro modo de disparo, a corta distancia y frente a varios enemigos donde, además de auto apuntar, pierde lucidez, el juego está enfocado al francotirador y a la estrategia pero meterse en tantos frentes como otro uso de armas o la propia infiltración le hacen decaer. Otro de los puntos menos lúcidos es su IA que a veces no responde como debiera ser. Guardias que se quedan quietos o que incluso no nos detectan estando a su lado y algunos otros pequeños fallos que deslucen el resultado final de un título que realmente es divertido, aunque arriesgado en esta apuesta.

Gráficamente no tenemos nada que reprocharle al juego con unos escenarios que son impresionantes y con un mundo abierto bastante amplio. La representación de toda aquella zona siberiana tan intrincada nos deja algunas bonitas estampas y le tenemos que sumar la cantidad de lugares en donde posicionarnos para analizar toda la situación y actuar de la mejor manera que creamos en una zona muy amplia y en cinco mapas diferentes. También lucen muy bien las secuencias, antes comentadas, de cómo la bala sale del rifle y la cámara se recrea sobre ella hasta llegar al objetivo. Todo esto lo completa una banda sonora decente y un doblaje en inglés pero con subtítulos en español que permiten comprender todos los textos y diálogos.

Sniper Ghost Warrior Contracts es un buen juego de francotiradores que encantará a todos los aficionados a este género. Es una apuesta arriesgada en cuanto a que no solo se centra en este tipo de rifles, aumenta su arsenal con fusiles y pistolas para otro tipo de situaciones de combate a corta distancia y fuego cruzado. La delicia de apuntar y disparar con el francotirador se ve compensada con la pobre mecánica del combate a corta distancia y con otro tipo de armas y con la IA que no está a la altura. Aún así, nos queda un juego divertido, variado, con muchas misiones, bastantes mapas y que dará para unas buenas horas de entretenimiento. CI Games nos desarrolla un buen juego que llega gracias a Koch Media.

Comentarios de Facebook