Inicio Tecnologia

Análisis Resident Evil 3 Remake – Igual de bueno que antaño pero no tan sorprendente

Compartir

El año pasado Capcom sacó, tras mucho desarrollo, Resident Evil 2: Remake, uno de los juegos de 2019 y una de las obras cúlmenes del terror. Poco después se anunció que estaba trabajando en Resident Evil 3 Remake. La continuación directa, tercera parte de la saga y también otro de los favoritos de los aficionados a los zombies. Y en plena cuarentena se lanza este Remake de la tercera parte de la mano de Koch Media, igual de bueno que su antecesor pero quizás menos sorprendente.

Decimos que es menos sorprendente porque apenas hemos notado cambios gráficos entre el 2 Remake y el 3 Remake, es decir, os vais a encontrar pocas sorpresas con respecto a la parte gráfica. Así pues el virus se ha extendido por toda la ciudad y tomamos el papel de Jill Valentine, una miembro del equipo STARS que está en Racoon City. Tendremos que explorar la ciudad, resolver puzzles y enfrentarnos a muchas amenazas.

Tenemos una ciudad por explorar y recorrer varias veces, un montón de zombies, e incluso escenarios del juego anterior que se reutilizan para esta tercera parte. La dificultad en normal, lo recomendado para empezar, hará que no escaseen las balas, un bien que en la anterior parte brillaban por su ausencia, así que no os preocupéis por quedaros sin munición en plena batalla, porque, a no ser que desperdiciéis balas a lo tonto, no os va a pasar.

Si por el contrario, jugáis en una dificultad mayor, obviamente va a suponer mayor reto y habrá que ir controlando los cartuchos que vamos usando. Los escenarios funcionan muy bien y la ciudad ha sido adaptada como la recordábamos pero con mucha más vida. Luego tenemos las partes donde Némesis aparece, readaptadas a lo que en la actualidad está de moda y que quizás pierde un poco de intensidad, pero que de igual manera nos va a hacer pasar malos ratos.

Los distintos monstruos irán apareciendo a medida que vamos avanzando, la historia prácticamente es la misma que la de la 3a parte aunque con algún retoque y alguna inclusión y exclusión, pero si nos acordamos de ella, es igual de buena. Y si no la recordáis, es el momento ideal para ver cómo una pandemia acaba con toda una ciudad y debemos luchar por sobrevivir. Muy bien traída a los tiempos en los que estamos inmersos actualmente.

Así que puzzles, diversión, disparos, búsqueda, acción y mucho más nos espera en Resident Evil 3, un juego que quizás se nos hizo algo breve, ya que no llega a las 10 horas de duración, y todo ello yendo lentos, inspeccionando todos los rincones y volviendo por caminos ya visitados a por objetos olvidados.

Pero para que no se nos haga tan corto el juego, Capcom ha incluido Resident Evil: Resistance. Este juego, que es un juego aparte, pero que es gratuito con la compra de Resident Evil 3, incorpora un modo multijugador asimétrico de 4vs1. El contexto del juego está en un laboratorio en el que se está experimentando sobre unos supervivientes. Estos cuatro supervivientes deben cooperar usando sus habilidades, cada uno de ellos posee diferentes tipos de habilidades, para escapar.

Ellos 4 juegan contra un cerebro, el “malo” que tiene otras habilidades y debe ir poniendo trampas, zombies y distintas criaturas en el camino de los supervivientes para evitar que escapen. Todos los personajes pueden ir subiendo de nivel y desbloqueando nuevas habilidades y mejoras y personalizando a su protagonista.

Las partidas transcurren por varias salas, los supervivientes necesitan encontrar unos elementos para poder pasar a la siguiente sala al más puro estilo Saw. Por su parte el cerebro a medida que vayan avanzando todos los supervivientes, irá teniendo más posibilidades de sacar bestias mejores e incluso alguna súper, que no queremos spoilearos. Incluso el cerebro puede entrar dentro de un zombi o de las supercriaturas y atacar en primera persona a los supervivientes. Este concepto de juego asimétrico tiene mucho éxito en el modo online y hay varios ejemplos y los chicos de Capcom lo han querido implementar en Resident Evil con gran éxito, por cierto.

En conjunto todo gráficamente sigue dejándonos sin respiración casi por la gran calidad que tienen texturas de personajes, expresiones faciales y escenarios perfectamente recreados. Decíamos que gráficamente no sorprendía porque todo esto ya lo vimos en el Remake de Resident Evil 2, es cierto, pero sigue siendo impresionante cómo se ve todo y cómo se mueve todo perfectamente fluido a 60fps constantes sin caídas de rendimiento.

La parte sonora nos ha gustado también mucho destacando las melodías y los efectos, imprescindibles en un juego en el que ese componente es el más importante para crear la atmósfera terrorífica. Más de un susto nos ha dado el juego y de verdad merece la pena jugarlo con auriculares. También nos ha gustado mucho su doblaje completamente al español con unos actores que hacen un papel realmente bueno en cuanto a voces se refiere. Por supuesto que también los textos están traducidos al español y podremos leer gran cantidad de documentos y todo lo que hay en pantalla sin problemas para poder entenderlo.

Resident Evil 3: Remake es otro icono del terror que llega hasta las consolas de nueva generación. Quizás los chicos de Capcom, sabiendo de la calidad, se han confiado un poco y han pecado de ambición. Aún así el juego es una joya que deja momentos grabados en nuestra memoria y es un Must-Have que debe tener en su juegoteca cualquier aficionado al terror. Quizás esperábamos más de él, si, pero lo que nos da es muy divertido y gratificante. Añadir que el modo multijugador extiende mucho la experiencia y es un concepto que realmente le queda como anillo al dedo a la saga de Resident Evil. Son fechas ideales para jugar y os animamos a que no dejéis pasar de largo este Resident Evil 3: Remake porque es una pequeña joya muy divertida y que os va a dar muy buenos momentos (y algún que otro susto por añadidura).