Compartir

One Punch Man es uno de esos mangas y animes muy especiales que se han ganado muchísimos fans a lo largo del mundo por su humor simple pero gamberro. Era complicado llevar a cabo una historia de este personaje por la sencilla razón de su premisa: El súper héroe más fuerte del mundo que con un solo puñetazo derrota a su rival. Si pudieron hacer un manga y una serie cuya segunda temporada ya está disponible en Japón, han podido hacer un videojuego, que es bastante divertido, cuyo desarrollador, Spike Chunsoft ha agregado elementos muy similares a otros juegos y Bandai Namco se ha encargado de hacérnoslo llegar hasta nuestras consolas.

En One Punch Man: A Hero Nobody Knows somos justamente ese personaje, el héroe que nadie conoce porque nos tendremos que crear un héroe dentro del universo de esta serie. Por si no lo conocéis, One Punch Man es una serie de comedia en la que se cuenta la historia de Saitama, el héroe más poderosos del mundo, que con un sencillo entrenamiento y con un solo puñetazo es capaz de derrotar a cualquier monstruo que ataque la tierra. Nuestro héroe tendrá que ir cumpliendo misiones para ir ganando fuerza y mejorando en el rango de héroe y pasar desde la clase C a la S, con los héroes más poderosos que son los llamados a salvar la tierra de sus mayores amenazas.

La jugabilidad es muy similar a la del juego de lucha Jump Force que apareció el año pasado. Combates en tres dimensiones y con una ligera libertad para moverte por el escenario. Un botón de ataque fuerte y otro de ataque normal, uno de esquiva y multitud de técnicas especiales para realizar. Así pues cambiando entre combos y magias deberemos ir derrotando y realizando las misiones tanto principales como secundarias que se nos vayan ofreciendo. Esto nos dará dinero, experiencia y aportación a la comunidad de héroes. El dinero servirá para comprar ropa y técnicas con las que personalizar a nuestro súper héroe. El rango irá mejorando para que se abran mejores misiones. Y la experiencia servirá para mejorar los valores del héroe a medida que subimos de nivel.

Tenemos por lo tanto un juego de lucha con toques RPG ya que no solo tendremos misiones de pelear, también deberemos completar encargos de ir de un punto a otro, acudir a cierto lugar, eliminar a cierto enemigo, etcétera. Eso si, los combates son imprevisibles y de pronto estaremos luchando contra un enemigo y caerán meteoritos del cielo o se formará una tormenta que podrá cambiar las tornas del combate o llegará un héroe y se pondrá de nuestro lado o del lado del enemigo. También podremos cambiar entre personajes con un solo botón y esto hará que haya más variedad de héroes en pantalla. Al estilo de Jump Force como dijimos antes, podremos hacer incluso ataques conjuntos.

Vamos a tener la oportunidad de luchar al lado y contra una gran multitud de héroes que aparecían en la serie, desde el biker, el abuelito o incluso Saitama, es más, cuando Saitama llegue, si aguantamos contra un enemigo muy complicado, sabremos que el combate está finalizado, es un golpe del calvito y el rival quedará reducido a la nada. Quizás el combate peca de ser algo simple, hecho para novatos, que rápidamente se harán con el control pero carente de una gran profundidad más allá de la combinación de golpes y magias y las excelencias de la defensa.

La ambientación de todo el juego es buena y nos sentiremos por momentos en los lugares por los que Saitama, el héroe de One Punch Man, camina diariamente. Tenemos grandes escenarios que quizás están algo desangelados, pero que dan variedad de pantallas, tiendas donde comprar ropa para nuestro personaje y colocársela en cualquier lugar del cuerpo, librerías que nos ofrecen objetos para mejorar a nuestro héroe y unos cuantos NPCs con lo que hablar, hacer misiones y mejorar las relaciones.

El juego no se olvida del modo multijugador y tiene la posibilidad de meternos dentro de partidas contra otros jugadores a través de Internet, eso sí, para seleccionar a diversos héroes de la serie deberemos ir desbloqueándolos en el modo historia, algo que nos obliga a jugar en solitario para luego controlar perfectamente la jugabilidad y poder dar el salto al Online.

Gráficamente One Punch Man cumple sin hacer muchos alardes, tampoco es un juego que pretenda ser el adalid de los gráficos en combate, pero su estilo cellshading y aspecto desenfadado, igual que la serie, nos permiten observar todo lo que sucede en pantalla sin notar caídas de frames y con toda la fluidez que se espera. Variedad de escenarios y de ubicaciones que harán que el jugo tarde en volverse repetitivo.

La parte sonora está bastante mejor que el aspecto gráfico y debemos aplaudir la banda sonora y las melodías que acompañan al juego ya desde su inicio con una apertura de estilo rock que nos pone la adrenalina lista para repartir mamporros en el juego. Destacar de igual manera que el juego ha sido traducido a nuestro idioma de manera muy buena y no se pierde ni un ápice del humor de la serie que plasma este videojuego.

One Punch Man – A Hero Nobody Knows no es un juego para puristas de la lucha, es un juego pensado para todos los públicos ya que su manejo es sencillo y fácil de manejar aunque para dominarlo perfectamente hay que tener práctica. Una serie divertida da como resultado un juego de igual manera divertido. Incluye muchos guiños que los fanáticos de Saitama disfrutarán y que va a dejar a todos los jugadores satisfechos. Si te gustan los juegos estilo Dragon Ball o Jump Force, One Punch Man – A Hero Nobody Knows es otro de esos a los que debes jugar, seas fanático de la serie o del manga o quieras cambiar de aires.