Compartir

Con este lema, “Ve a lo grande o vete a casa” Milestone, el estudio italiano especializado en juegos de vehículos de 2 ruedas regresa con MXGP 2019, el juego oficial del campeonato del mundo de motocross basado en la temporada 2019-2020 y que trae algunas mejoras con respecto a anteriores entregas..

El MXGP 2019 vuelve a confiar en el motor Unreal 4 para generar sus físicas y se nota en cada metro del juego ya que es un deporte basado en las reacciones de las motos en circuitos escarpados. Y es que en físicas y detalles el juego sigue el buen hacer ya visto en los juegos de la saga más recientes. La moto sigue variando su comportamiento dependiendo de la trazada que cojamos, podremos ver a los pilotos apoyándose en el suelo para mover la montura y no será un camino de rosas el ganar una carrera ya que Milestone se ha centrado de forma notable en aumentar la dificultad de los competidores. También vemos como han añadido animaciones nuevas como el impulso del piloto con el pie al salir de parado y la recepción de la caída del piloto a la hora de un gran salto.

Los modos de juegos son similares al todos los juegos de MXGP: La trayectoria es el modo principal del juego en el que tendremos, como pasaba en MotoGP19, que empezar desde abajo, en esta ocasión desde MX2, donde nos darán una moto y un patrocinador y a medida que vayamos cogiendo experiencia y consiguiendo metas en el campeonato podremos ir evolucionando nuestro propio vehículo o bien podremos firmar un contrato con un equipo por determinada carrera. Al terminar cada Gran Premio, un total de 17 podremos cambiar de equipo, de patrocinador u optar a contratos más sustanciosos para nosotros. Por supuesto que todo lo que viene siendo la personalización está muy bien realizado y podremos crearnos un piloto eligiendo entre unos cuantos modelos, personalizar nuestro número y nombre (eso sí, el número si no está ya utilizado por otro piloto licenciado del juego) y a partir de aquí y con el dinero que ganemos, escoger la marca de moto, manillares, neumáticos, asientos, barras de suspensión, etcétera. Toda la moto es prácticamente personalizable entre bastantes marcas reales con el stock que se ve en carrera.

El barro vuelve a tomar protagonismo en el juego ya que la recreación de cada circuito es perfecta aunque normalmente los pilotos acaban muy limpios respecto a lo que nos encontramos bajo las ruedas y respecto a la realidad. Aunque bien es verdad que es destacable el trabajo a la hora de deformar el barro del circuito a medida que se va rodando por él según vaya transcurriendo la carrera.

El modo Playground nos pone en un recinto recreado en territorio francés. Es un área de recorrido libre en el que podremos experimentar con la moto sin la presión de la carrera e ir donde queramos. Tendremos opciones a modo de tutorial para aprender los entresijos del Motocross y del Supercross y desafíos contra la IA además de la nueva incorporación del modo Waypoint, donde podremos correr por determinados puntos de control para hacer el mejor tiempo o incluso crear nuestras propias rutas. No nos ha gustado demasiado que debamos pasar exactamente por el punto de control ya que pasar a un metro no cuenta como punto activado y tendremos que dar la vuelta. Tampoco nos ha hecho demasiada gracia que si nos caemos tengamos que comenzar desde el principio de los puntos de control. El objetivo del Waypoint es hacer estos puntos en el menor tiempo posible y disputarlo en clasificación contra otros pilotos a través de internet.

Para los que buscan diversión rápida tendremos los modos rápidos con el modo contrarreloj y el modo Gran Premio en el que podremos correr una prueba del mundial durante los 3 días de disputa y el modo Campeonato en el que con un piloto real podremos disputar una temporada. Tanto en este modo rápido con en la parte de Playground tendremos a nuestra disposición tanto al piloto personalizado como a toda la parrilla de pilotos de MX2 y de MXGP incluyendo a los dos españoles que están en los campeonatos que son José Antonio Butrón Oliva en la categoría reina y al campeón del mundo de la categoría Jorge Prado.

Y para el que quiera aún más horas de juego finalmente MXGP 2019 tiene a nuestra disposición el modo multijugador con el que podremos correr una prueba o un campeonato con otros pilotos a través de internet de forma privada o de forma pública.

Otra novedad introducida en MXGP 2019 es el editor de pistas. Aquí podremos crear la pista de nuestros sueños a través de módulos. Tendremos un completo tutorial para aprender a crearlo que recomendamos jugar antes de ponernos. Podremos crear circuitos de riviera, de bosque o de desierto y de manera sencilla inventar los mejores trazados con un menú muy sencillo que manejaremos fácilmente.

MXGP 2019 luce muy bien y las físicas harán las delicias de los amantes de la simulación de este deporte y de los no iniciados ya que rápidamente uno se hace con el manejo de estas motos. Milestone ha querido realizar un juego a medio camino para todos los públicos, tanto novatos como los experimentados que año a año van adquiriendo las entregas y realmente lo ha conseguido. El sonido va acorde a un juego de Motocross sin hacer muchos alardes, las motos suenan reales (no como hace años que sonaban a latas de aluminio arrastradas por el asfalto) y la música es la típica en este tipo de ediciones.

Si te gusta el Motocross o tienes curiosidad por adentrarte en este mundo, MXGP 2019 es la mejor alternativa para ti. Dale una oportunidad porque es un juego que no decepciona y vas a pasar buenos ratos manejando una moto tan salvaje.