Compartir

La primera incursión de Bend Studios en un juego que mezcla zombies o infectados con un mundo abierto tipo Sandbox apocalíptico no ha ido nada mal. Los chicos de Bend Studios son los autores de los clásicos Syphon Filter, juegos de espionaje, aunque también hicieron grandes juegos para PSVita pero esta es su mayor y también mejor obra. Days Gone llega a Playstation 4 como el primer exclusivo ambicioso de este 2019.

La premisa de Days Gone no es nueva. El mundo se está destruyendo gracias a un virus que convierte a la gente en infectado. Somos el motero Deacon St. John, un tipo duro lleno de tatuajes que lucha por salvar su vida, la de Sarah, su mujer y va acompañado de su mejor amigo Boozer. En todo el caos intentan llegar a un helicóptero que lleva a los últimos supervivientes a un refugio seguro pero solo hay sitio para uno, así que con los modales de los moteros americanos tipo Hell Angels, logran hacer que Sarah pueda subir pero Boozer y Deacon tendrán que llegar en su moto. Y hasta aquí podremos contar porque tenemos por delante una gran aventura, una gran historia de gran duración, cerca de 40 horas en donde recorrer inmensos mapas y luchar por nuestra vida.

Como en otros juegos del mismo género podremos ir a pecho descubierto o usar el sigilo. Tendremos una cantidad moderada de armas que podremos construir o recoger de ciertos enemigos aunque realmente la munición brilla por su ausencia. También podremos utilizar el sigilo, para ello podremos agacharnos y escondernos entre las hierbas altas y cubrirnos automáticamente con las estructuras que tengamos delante. El funcionamiento de la IA no está demasiado clara ya que a veces pasaremos por detrás de ellos y ni se percatarán de nuestra presencia pudiendo asestarles un asesinato rápido y silencioso y otras veces antes de llegar al punto de asestarles este golpe, se habrán dado cuenta de que estamos detrás.

Con nuestros prismáticos podremos marcar a los enemigos al más puro estilo de Battlefield y ver cómo se van moviendo y cuál es su ronda predeterminada a pesar de que haya paredes en medio. De esta forma podremos planificar el ataque y acabar con todos. Estos dos sistemas se suelen utilizar más para eliminar enemigos vivos ya que normalmente con los muertos, si estamos solos y no queremos gastar munición, podremos utilizar el golpe cuerpo a cuerpo. Para esto hay armas predeterminadas como bates, tablones, hachas, que cuentan con unas estadísticas y a medida que vayamos avanzando encontraremos recetas para mejorar las armas y fabricar nuevas como por ejemplo bates de pinchos. Realmente un acierto es que cada arma se comporta diferente, es decir, un bate de béisbol normal golpeará pero no hará demasiado daño, pero si notaremos cuando tengamos el bate con clavos que estos clavos se introducen en la carne de los enemigos dando esa sensación de tener que sacar el bate incrustado para seguir golpeando.

Matando enemigos y zombies nos darán experiencia para ir subiendo niveles en tres árboles de habilidad distintos. También nos otorgarán ítems que en el campamento pueden ser intercambiados y nos darán beneficios y también reputación en el campamento. En este campamento podremos construir o comprar tanto armas como distintas mejoras para la motocicleta y es que este es un pilar básico de la aventura. Deacon se mueve en Days Gone con su moto. La moto es otro ente vivo en el juego ya que su manejo es excelente y se nota como va cambiando dependiendo del terreno y de las condiciones climatológicas. Además influyen ciertas trampas colocadas que nos pueden hacer caer o un mal tiro de un francotirador. La moto utiliza gasolina que deberemos de ir recogiendo para no quedarnos tirados, cosa que será un problema grande. Tampoco debemos descuidar el estado del vehículo ya que se va rompiendo con los golpes y atropellos. Otro de los elementos diferenciadores de Days Gone son los enemigos y las hordas de zombies muy bien realizadas a las que nos enfrentaremos. Ya las habíamos visto en World War Z hace unas semanas pero ahora, con mejores gráficos y más fluidos aterran cuando se nos vienen encima una multitud de estos grotescos seres que buscan acabar con nosotros.

Algo que nos ha llamado mucho la atención es la forma de presentar tanto el menú como las misiones. En el menú podremos acceder directamente arrastrando el dedo hacia arriba, abajo, izquierda o derecha en el panel táctil del Dualshock a cada una de las secciones disponibles, así que con un toque con el dedo podremos ir donde queramos. También están originalmente colocadas las misiones ya que se completan en varios pasos y una vez vayamos completando los pasos, irá subiendo el nivel de complexión. Para asistir a cada unas de las misiones, para no despistarnos, se nos marca en el mapa tanto la misión como un breve resumen y el camino más directo al más puro estilo Red Dead o GTA.

Por supuesto como es de esperar hay multitud de coleccionables que nos hacen profundizar en la historia, hay gran cantidad de campamentos enemigos y puestos Nero en donde podremos encontrar ciertos elementos que nos harán mejorar la salud, la concentración o la resistencia, hay hordas de engendros y como en RDR2 eventos aleatorios que nos iremos encontrando en nuestro camino.

Gráficamente Days Gone alcanza el techo en esta generación. Los chicos de Bend Studios han hecho una labor titánica para recrear unos escenarios preciosos, unos personajes cuidados hasta el más mínimo detalle con muchísima personalidad y una fluidez que da gusto verla. Cambios en el clima, día y noche, e incluso hemos llegado a ver cómo cuando nieva, esta nieve va cambiando totalmente el terreno hasta dejarlo blanco, ya que ha cuajado. La ambientación es muy buena al igual que la iluminación.

También a nivel sonoro el juego destaca por su gran banda sonora pero sobretodo por su doblaje al español realizado por renombrados actores como Claudio Serrano, voz habitual de Batman, Christian Bale o Ben Affleck y que en esta ocasión pone su carácter al protagonista, Deacon. Grandes efectos sonoros y música que nos mete de lleno en la historia y en la aventura. Como decimos el juego está en español totalmente y es una delicia escucharlo.

Days Gone es uno de esos juegos que hay que tener en la estantería si lo que tenemos es una Playstation 4 porque calidad tiene de sobra y horas de juego también. Multitud de cosas por hacer en un gran mundo abierto. Multitud de enemigos, hordas de infectados, una moto… qué más se puede pedir. Bend Studios se ha sacado de la manga uno de los juegos del año y a pesar de que hay algunos pequeños fallos que pueden corregirse con parches como los glitches en el mapa cuando vamos en moto, sin duda no empeoran una gran historia, un gran juego. Dadle la oportunidad a Days Gone porque realmente o vais a disfrutar muchísimo. Es imprescindible.