Inicio Tecnología

Análisis Civilization VI para Xbox One y PS4 – Crea tu propia historia de la civilización

Compartir

Sid Meier’s Civilization es quizás el rey del juego de estrategia por turnos y precursor del aluvión de juegos del estilo tanto por turnos como en tiempo real que salió inspirado en él. Civilization es un juego en el que eres el líder de una civilización y tienes que coger el mando para llevar a este pueblo, tú pueblo, a la victoria a lo largo de la historia. Uno de los juegos clásicos de PC en donde la sexta parte salió se publicó hace 3 años y ahora llega hasta nuestras consolas de sobremesa conservando la totalidad del juego de ordenador y añadiendo todos los DLC.

En Sid Meier’s Civilization VI contamos con las dos actualizaciones disponibles que salieron en su día para el juego en PC: Rise and Fall y Gathering Storm que añaden 16 civilizaciones y 18 líderes que se añaden a los 24 líderes de diferentes civilizaciones como Julio César en Roma, Barbarroja en el Sacro Imperio romano germánico, Cleopatra en Egipto o Felipe II por España. Cada líder y civilización cuenta con ventajas únicas que no tienen las demás, por ejemplo los españoles están más destinados a dominar los mares y la religión en la época del renacimiento mientras que Roma es una civilización más militarista en su época clásica. Todo esto conviene conocerlo bien y tener un buen aprendizaje para establecer las estrategias y el modo de juego mejor para cada país. Y es que es algo muy bueno que tiene Civilization VI, que no hay un único modo de juego al igual que no hay un solo tipo de victoria.

En Civilization VI con las actuaciones incluidas tenemos varios tipos de partidas, la clásica donde nuestro objetivo será llegar a una de las distintas victorias, ya sea militar, cultural, tecnológica, religiosa, cada una de ellas consiguiendo hacer sucumbir al resto en cada aspecto y también la victoria a los puntos cuando los turnos se acaben y es que aquí está la gracia del juego: Civilization funciona a base de turnos para cada civilización. En nuestro turno podremos mover tropas, realizar arreglos en las ciudades, elegir la producción, etcétera y una vez se acabe el turno, pasará al resto de jugadores de la partida y tendremos que esperar a que nos vuelva a tocar, al estilo de juego de mesa. En cada turno se avanza en años en la historia. Cada líder será el encargado de elegir el tipo de investigación tecnológica que va desde el hombre de piedra y pasa por todas las etapas hasta llegar a poder colonizar marte enviando una misión. También tendremos que hacer investigaciones culturales, construir nuestra ciudad y mejorarla añadiendo distritos independientes, podremos construir maravillas tales como las Pirámides, el Oráculo, las Naciones Unidas, el Taller de Leonardo… cada época tiene sus maravillas y sus personajes. También estaremos a cargo de seleccionar un modo de gobierno (según hayamos descubierto) donde se incluyen otros como monarquía, democracia, fascismos o república clásica griega. Cada gobierno hace actuar a la gente de forma diferente, de esta manera por ejemplo si elegimos estar en una democracia moderna, no podremos iniciar guerras con otros países si el congreso no lo autoriza.

Y la guerra es otra de las grandes diversiones de este Civilization porque si queremos hacer un estado militarista, podremos dedicar todos los recursos para ello. Pero no es tan fácil todo como parece ya que se ha mejorado bastante la IA del juego y habrá que pensar bien contra quién nos ponemos en guerra y en qué momento lo hacemos. A medida que vayamos conociendo a civilizaciones, podremos hacer acuerdos comerciales e incluso alianzas. Todo el mundo geopolítico dentro de Civilization VI.

En el modo Gathering the Storm la jugabilidad varía y se convierte en algo más real. Se ha añadido el Congreso Mundial en donde cada cierto tiempo se nos invita a debatir algunas ideas y resoluciones a favor o en contra de algunas de las civilizaciones ya sea comerciales o de guerra. En este Congreso Mundial será indispensable disponer de Favor Diplomático, un nuevo valor que asciende o desciende según seamos con nuestros vecinos, si somos benévolos y pacíficos, ascenderá y por lo tanto tendremos más poder a la hora de votar resoluciones. Con estos puntos podremos conseguir la victoria diplomática en la época moderna. Otro de los sistemas que se han añadido es el de quejas. Si somos agresivos y no cumplimos los tratados, los jugadores generarán quejas contra nosotros. Esto será tomado en cuenta en el futuro a la hora de tomar decisiones en los tratados de paz. Otro enfoque que se da al juego es el del terreno, que ya no es tan estático como antes. Ahora el terreno sufrirá catástrofes como crecidas de ríos, activación de volcanes, tormentas, tornados… Destrozarán nuestro territorio pero a cambio nos darán algunas ventajas. La última gran implementación ha sido creada ya en la época moderna cuando hay petroleo y carbón. La tierra comenzará a calentarse, los polos a deshelarse y el nivel del mar a subir. Si tenemos ciudades costeras, podremos quedarnos sin ellas al ser tragadas por un mar que va a ir aumentando su nivel. Además se ha colocado mejoras en los árboles tecnológicos, en las unidades etcétera.

En cuanto a la jugabilidad, sorprende cómo han adaptado todos los controles para consola y lo bien que se maneja quitando quizás el movimiento del mapa que es un poco tosco. Es una delicia ver las animaciones, cómo se mueven las tropas, leer los textos y las voces en cada idioma de cada civilización, porque cada personaje habla en su idioma. Para conocer las mecánicas existe un extenso tutorial que se debe jugar porque el juego es bastante profundo y requiere un cierto conocimiento de cómo jugar.

Civilzation VI luce espectacular tanto jugando en un mapa pequeñito como a gran escala haciendo una de esas partidas interminables. Además se ha añadido un interesante modo multijugador online con hasta cuatro personas jugando una partida por turnos a doble velocidad. Algo que se pedía al juego de Switch y que aquí por fin ha llegado.

Una vez comprendes el funcionamiento de Civilization VI, te haces con los controles y las mecánicas, puedes profundizar en él hasta donde quieras, puedes jugar casi como quieras, siendo una civilización expansionista o dedicándote a tus cosas y dejando que los demás se maten entre ellos. Todos los modos de juego son válidos y se puede vencer con ellos. Es el rey de los juegos de estrategia sin duda y ahora los usuarios de consola lo van a descubrir. Las partidas son eternas con una tensión y una emoción que las tardes se pasan volando. Los chicos de Firaxis de la mano de Take-Two y 2K nos traen la experiencia completa del mejor juego de estrategia por turnos que se ha hecho, que ahora se puede jugar portátil sin perder calidad y que sin duda es uno de los lanzamientos del año para consola, una alternativa genial a todos los grandes juegos de este año y un robatiempos de campeonato con el síndrome del “un turno más y lo dejo”.