Compartir

En esta generación de consolas está imponiéndose un género que realmente no hizo su incursión en este formato hasta no hace demasiados años: La estrategia. El género estratégico siempre se ha vinculado más con los jugadores de ordenador, pero cada vez más compañías están también ofreciendo este formato en consola, donde adaptando bien el control, como pasa con este Battle Worlds: Kronos, se puede jugar perfectamente. El estudio King Art Games, autor de, entre otros, The Book of Unwritten Tales 1 y 2 nos ha trae este magnífico producto hasta Nintendo Switch donde luce genial.

La historia de este Battle Worlds: Kronos nos traslada a Kronos, un planeta en el que su terreno sirve como campo de batalla para elegir al próximo sucesor del imperio. Pero gracias a los avances científicos se descubre la inmortalidad así que está en juego que el próximo emperador sea para siempre. Nosotros formamos parte de la casa Telit y a lo largo de tres campañas tendremos que llevar a nuestra casa hasta lo más alto del trono.

Como decimos, el modo historia cuenta con tres campañas que nos harán ser partícipes de esta cruenta guerra. La duración del juego ha sido de más de 40 horas, aunque también depende de nuestra habilidad, ya que de eso depende en gran parte este Battle Worlds: Kronos. Cada misión tendrá unos objetivos principales y otros secundarios que nos darán extras si los completamos correctamente.

Battle Worlds: Kronos es un juego de estrategia por turnos al modo de Advance Wars, es decir, en el mapa tendremos casillas invisibles y podremos ir moviendo los muchos tipos de tropas que hay hasta el punto que queramos dentro de las posibilidades de movimiento. Tenemos un modo de información en el que nos enteraremos para qué sirve cada unidad y por supuesto, dos unidades no pueden estar en la misma casilla. Además tenemos que jugar por turnos, en nuestro turno podremos mover todas las piezas, hacer lo que necesitemos y cuando queramos o se finalicen los movimientos, pasar de turno. No es necesario agotar todos los movimientos, podemos terminarlo antes. Y será el turno de nuestro enemigo.

Realmente este juego no es fácil pero es justo en su dificultad. Debemos aprender a jugarlo e ir repitiendo misiones para comprender cómo funciona cada elemento que tenemos en nuestro poder. Cuando superemos una misión tendremos una sensación de superación ya que el juego nos lo avisa, no es fácil pero aprendiendo a jugar se pueden superar todos los obstáculos. Un punto que nos ha gustado bastante y que añade más estrategia es que la munición de nuestras tropas no es infinita y deberemos aprovisionarnos así como reparar tropas, pedir refuerzos, capturar edificios… Un completo gestor de ejércitos en nuestro poder y cuya responsabilidad en la victoria o en la derrota es solo nuestra.

Además de la campaña, tenemos un modo individual para jugar en 4 mapas diferentes contra la máquina, pero por si esto fuera poco, tenemos un modo multijugador local en el que podremos disponer de hasta 16 escenarios diferentes en los que pueden jugar 2, 3 y hasta 4 jugadores en la misma consola e incluso con un solo mando alternándolo entre los jugadores. Sin duda esto amplia exponencialmente las horas que podemos permanecer pegados a la pantalla y picándonos con nuestros amigos.

A nivel técnico Battle Worlds: Kronos luce bien tanto en modo sobremesa como en modo portátil e incluso a nivel jugable se hace mucho uso de la pantalla táctil cuando tenemos la Switch entre las manos y esto se agradece. No es un gran espectáculo pero se ve correctamente pudiendo ampliar o alejar la cámara del campo de batalla.

A nivel sonoro si destaca positivamente ya que la banda sonora tiene muy buenas melodías que acompañan al juego, el doblaje es bastante bueno y si le sumamos que trae subtítulos en español ya cerramos un círculo perfecto.

En consola no hay demasiadas opciones de juegos de estrategia por turnos. Battle Worlds: Kronos se une a este pequeño catálogo siendo sin duda una gran opción que dejará muy buen sabor de boca al jugador. Sin mucho ruido ha llegado y nos va a dar buenas horas de juego, divertidas partidas, un reto mayúsculo que nos hará ejercitar nuestro cerebro para pensar en tácticas y nuestra paciencia ante los fracasos, porque si algo tiene este juego es que no es fácil. Opción ideal para los fanáticos del género que no se arrepentirán de su compra