Compartir
PP.es

El portavoz del PP en el Parlamento vasco, Borja Sémper, ha anunciado este martes que deja todos sus cargos en el partido debido “a motivos personales” y porque quiere “un cambio de vida”.

En su intervención ante numerosos medios de comunicación ha pedido perdón a sus votantes, por marcharse antes de tiempo, y ha asegurado que “deja la actividad política pero su compromiso sigue intancto”. Sémper recordaba que ha tenido que vivir todos estos años con escolta por la amenaza de ETA, y lanzaba un mensaje a quienes siguen apoyando a los radicales: “No pudieron matarme, pero tampoco pudieron amargarme la vida”.

Horas antes Sémper aseguró a Servimedia que “aunque se harán muchas interpretaciones, la fundamental es que la decisión responde a motivos estrictamente personales”. “Es un cambio vital, de rumbo”, señaló a esta agencia.

La noticia, según avanzó El País, saltó hoy a primera hora. Tras más de veinte años como dirigente del PP, Sémper ha decidido dar este paso para dedicarse a actividades privadas.

Sémper, quien apoyó en las primarias de su formación a Soraya Sáenz de Santamaría, permaneció en sus filas tras el triunfo de Pablo Casado.

En los últimos meses, ha protagonizado varios enfrentamientos con la portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, por discrepancias políticas; ha mostrado su rechazo a un PP con un discurso radical, abogando por uno centrista y ha criticado duramente los planteamientos de Vox.

SERVIMEDIA