Quantcast

La lucha contra el tabaquismo pasa por las farmacias

Más de 22.000 farmacias colaborarán en el abandono del tabaquismo, ante la puesta en marcha desde el 1 de enero de la financiación de los tratamientos con cargo al sistema público de salud.

El cáncer de pulmón es el cuarto más frecuente en España con más de 29.500 nuevos casos al año en España y el tumor más diagnosticado en el mundo. Según los especialistas, se trata del tumor responsable del mayor número de muertes, siendo la primera causa de fallecimiento por cáncer en varones y la segunda en las mujeres (seguido del de mama) en nuestro país.

En ese contexto, el tabaco es uno de los principales factores de riesgo evitables asociados a este cáncer siendo, según la OMS, responsable de hasta el 33% de los tumores a nivel global.

No obstante, la lucha y prevención del tabaquismo ha dado un giro de tuerca el pasado día 1 de enero, con la puesta en marcha de la financiación de los tratamientos con cargo al sistema público de salud.

Una misión en el que la Organización Farmacéutica Colegial cobra especial relevancia con su red 22.071 farmacias y 52.000 farmacéuticos, como un recurso asistencial más para contribuir al éxito en la deshabituación tabáquica ante la entrada en vigor de tratamientos para dejar de fumar.

Con este fin, los farmacéuticos han ofrecido a las administraciones una propuesta de colaboración para facilitar, además de la correcta dispensación de los medicamentos y labores de información y educación sanitaria, la identificación de la persona fumadora, la derivación al médico en el caso de cumplir los requisitos establecidos, así como el seguimiento del tratamiento.

Optimizar los recursos

La entrada en vigor el 1 de enero de la financiación de estos medicamentos, se ha hecho solo bajo determinadas condiciones, destacando entre ellas la motivación de la persona y la actuación de los profesionales sanitarios.

“Por ello, y con el fin de alcanzar el éxito y optimizar así los recursos invertidos, es importante que el sistema sanitario aproveche todos los profesionales y establecimientos sanitarios, incluidas las farmacias, por las que cada día pasan 2.3 millones de ciudadanos, y los farmacéuticos, como expertos universitarios en el medicamento. Profesionales que pueden contribuir al adecuado uso y obtención de los resultados esperados del tratamiento, como se ha puesto de manifiesto con su participación en iniciativas autonómicas ya desarrolladas”, según esta institución.

Navarra, un ejemplo

“Las administraciones sanitarias tienen a su disposición la experiencia de las farmacias en este ámbito para poder participar de manera activa en los proyectos que se están desarrollando, en una acción coordinada con los médicos prescriptores”, ha señalado el presidente del Consejo General de Farmacéuticos, Jesús Aguilar.

En este sentido, Aguilar ha recordado las campañas y los planes en los que a lo largo de los años han participado las farmacias, con el ejemplo reciente de Navarra, donde intervienen en la captación y seguimiento de los pacientes que inician tratamientos farmacológicos para dejar de fumar. “Es importante aprovechar la experiencia de Navarra que está teniendo excelentes resultados, incluyendo expresamente a los farmacéuticos comunitarios en los protocolos y programas preventivos”.

“Los farmacéuticos, además de su ubicación estratégica, su formación y su disposición a colaborar, pueden llevar a cabo las labores de registro de sus intervenciones utilizando el Servicio de Dispensación que se encuentra disponible en Nodofarma Asistencial, una plataforma que permitirá generar los datos necesarios para poder evaluar la eficiencia de estos programas de deshabituación tabáquica”, ha añadido.

Con el objetivo de actualizar los conocimientos y todas la novedades en torno a los medicamentos para dejar de fumar, el Consejo General de Farmacéuticos ha elaborado un informe técnico con toda la información actualizada.

Comentarios de Facebook