Compartir

El rey Felipe VI decidió este martes no proponer a ningún candidato a la investidura tras consultar a los líderes de los partidos políticos con representación parlamentaria y comprobar que “no existe un candidato que cuente con los apoyos necesarios”.

Esta decisión aboca a la repetición de las elecciones generales el próximo 10 de noviembre.

(SERVIMEDIA)