Compartir

El PSOE considera que las negociaciones con Unidas Podemos en busca de un acuerdo para formar un Gobierno de coalición que haga factible la investidura de Pedro Sánchez han finalizado y ahora toca “concluir en una dirección o en otra”, mientras que en esta segunda formación confían en que las conversaciones sigan por la tarde y se les otorguen ministerios sociales, cosa que aseguran que Carmen Calvo no le ha ofrecido a Pablo Echenique en su reunión.

Fuentes gubernamentales consultadas por Servimedia trasladan que ya han hecho su propuesta y están “esperando la respuesta”. Otras fuentes socialistas añaden que “ya no se habla más”, porque tras esta cita hay que “concluir en una dirección o en otra” de cara a la votación que tendrá lugar en 24 horas en el Congreso de los Diputados.

En Podemos, en cambio, interpretan que Calvo y Echenique, en la reunión a la que ayer se convocaron para esta mañana, se han dado “un receso para comer” y afirman que “seguro” que las negociaciones seguirán por la tarde.

Eso sí, fuentes del partido reconocen que “lamentablemente no hay novedades” y “el PSOE no está dispuesto a compartir ninguna competencia social”. Según aclaran, “Unidas Podemos no quiere entrar en el Gobierno a cualquier precio, queremos competencias para desarrollar políticas sociales en Igualdad, Trabajo, Hacienda y Transición Ecológica: subir el SMI, aprobar un impuesto a la banca, bajar la factura de la luz o extender la educación 0-3 y los permisos de maternidad y paternidad iguales e intransferibles”.

Desde el PSOE avanzaron ayer que harían una nueva propuesta para intentar conquistar a Unidas Podemos y así afrontar con posibilidades reales la segunda votación de investidura, que tendrá lugar este jueves y en la que solo se precisan más votos a favor que en contra.

Sin embargo, en Podemos, una vez convocada la reunión, ya le pusieron condiciones a esa propuesta que iban a recibir para superar el desencuentro del domingo. Apuntaron que esperaban que “el PSOE dé un paso sincero con una propuesta realista y razonablemente proporcional de reparto de competencias de los ministerios actuales, y que les permita desarrollar desde el gobierno de coalición políticas sociales”. Es decir, no querían que el PSOE creara ministerios superfluos para situar allí a miembros de Podemos pero sin competencias reales para ejecutar su programa.

(SERVIMEDIA)