Compartir

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, mantendrá hoy una reunión con Pablo Echenique para abordar la última propuesta que el PSOE ha trasladado a Unidas Podemos.

Esta nueva reunión entre los dos equipos negociadores se producirá después de que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, cerrara ayer con su equipo la nueva propuesta para conquistar a Unidas Podemos y atraer su voto favorable a la investidura como presidente del Gobierno en la votación de mañana, jueves.

Según fuentes de la dirección de Podemos, esta formación está “a la espera de conocer si hay alguna nueva propuesta que vaya en la dirección que hemos planteado: que Unidas Podemos pueda desarrollar políticas con carteras sociales”.

La agenda oficial de Calvo indica que a las 17.00 horas de este miércoles la ‘número dos’ del Ejecutivo presidirá la reunión de la Comisión General de Secretarios de Estado y de Subsecretarios, en el Complejo de La Moncloa.

MOVER FICHA

Tras perder la primera votación de investidura, el PSOE movió ficha con una nueva propuesta que ha traslado a la formación de Pablo Iglesias para conseguir el voto favorable de Unidas Podemos a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno en la segunda votación, que se producirá este jueves.

Con este fin, la vicepresidenta del Gobierno telefoneó ayer al dirigente de Podemos Pablo Echenique y acordaron verse “cuanto antes”. Fuentes socialistas señalaron el interés por sentarse a hablar con Unidas Podemos y trasladarles esta “nueva propuesta”, que no precisaron en qué se diferencia de la última que ofrecieron y que Unidas Podemos rechazó minutos antes de que el lunes comenzara la sesión de investidura.

En el PSOE asumen que les corresponde tomar la iniciativa y, por eso, están trabajando en esa nueva propuesta, después de que Unidas Podemos hiciera el gesto de abstenerse en la primera votación de investidura, pese a que no habían cerrado acuerdo alguno y la posición que habían adoptado inicialmente era la de votar en contra.

Por su parte, en Podemos esperan que el PSOE haga una “propuesta en conjunto”, porque la anterior no fue una “oferta tentadora”, y no sólo porque ofreciera una vicepresidencia sin competencias ni recursos. En cualquier caso, creen que “todavía hay tiempo” para cerrar un acuerdo.

Sánchez permaneció ayer, tras la votación, tres horas y media en el Congreso de los Diputados en la zona de gobierno reunido con su equipo más próximo y los que negocian con Unidas Podemos. Entre ellos, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo; la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. También estuvo Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE y portavoz parlamentaria, hasta que tuvo que ausentarse por motivos personales.

En el PSOE sostienen que “si hay racionalidad, hay solución”, por lo que aspiran a que la propuesta que hagan llegar a Unidas Podemos tenga acogida y permita que se avance hacia el acuerdo.

Por su parte, desde Podemos fuentes de la negociación emplazaban al PSOE a mover ficha tras su “gesto” de la abstención, aunque no se aventuraban a concretar cuál puede ser el desenlace final y mantienen en todo momento la prudencia. No obstante, recordaron que hace un año en la moción de censura no se veía un final feliz y finalmente salió adelante.