Compartir
Servimedia

Investigadores de las universidades de Iowa y de Georgia (Estados Unidos) han desarrollado una vacuna que protege completamente a ratones contra una dosis letal de MERS-CoV, que es el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio y es un ‘primo cercano’ del coronavirus SARS-CoV-2 causante de la actual pandemia del Covid-19.

La vacuna utiliza un virus inofensivo para administrar una proteína de coronavirus MERS-CoV en las células con el fin de generar una respuesta inmune y puede ser prometedora para desarrollar vacunas contra otras enfermedades de coronavirus, como el Covid-19. La nueva investigación aparece este martes publicada en la revista ‘mBio’.

El equipo, dirigido por Pau McCray, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Iowa, y Biao He, de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Georgia, evaluaron una candidata a vacuna contra el MERS en ratones diseñados de ser susceptibles al coronavirus que ocasiona esa enfermedad.

La vacuna es un inocuo virus de parainfluenza 5 (PIV5) que transporta la proteína de pico que usa el MERS-CoV para infectar células. Todos los ratones vacunados sobrevivieron a una dosis letal de ese coronavirus.

“Nuestro nuevo estudio indica que el PIV5 puede ser una plataforma de vacuna útil para enfermedades emergentes de coronavirus, incluido el SARS-CoV-2, el virus que causa la pandemia de Covid-19”, apunta McCray, quien añade: “Utilizando la misma estrategia, se han generado candidatos a vacunas basados en PIV5 que expresan la proteína de pico de SARS-CoV-2. Estamos planeando más estudios en animales para evaluar la capacidad de las vacunas basadas en PIV5 para prevenir la enfermedad causada por SARS-CoV-2”.

DOSIS BAJA

El MERS y el Covid-19 son causados por coronavirus. El síndrome respiratorio de Oriente Medio es más mortal y su tasa de letalidad es de aproximadamente un tercio de los casos conocidos, aunque sólo se han documentado 2.494 personas contagiadas desde 2012, cuando apareció el virus por primera vez en Arabia Saudí.

En contraste, ha habido más de 1,2 millones de casos confirmados de Covid-19 en todo el mundo desde que surgió por primera vez a finales de 2019 en Wuhan (China) y cerca de 68.000 personas han muerto por esa enfermedad, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El nuevo estudio indica que sólo una dosis relativamente baja de la vacuna administrada a los ratones por vía intranasal (inhalada por la nariz) era suficiente para proteger completamente a todos los ratones tratados de una dosis letal de coronavirus MERS-CoV.

Cuando los investigadores analizaron las respuestas inmunitarias generadas por la vacuna, encontraron que se producían tanto anticuerpos como células T protectoras. Sin embargo, la respuesta de anticuerpos fue bastante débil y parece muy probable que el efecto protector de la vacuna se deba a la respuesta de las células T en los pulmones de los ratones.

Los investigadores señalan varios factores que hacen que el PIV5 sea una plataforma atractiva para el desarrollo de vacunas contra coronavirus emergentes, ya que puede infectar a muchos mamíferos diferentes, incluidos los humanos, sin causar enfermedades, y se está investigando como una vacuna para otras enfermedades respiratorias, incluido el virus sincitial respiratorio y la gripe.

Además, el hecho de que una dosis baja de la vacuna fuera suficiente para proteger a ratones podría ser beneficioso para crear suficiente cantidad para una inmunización masiva. Finalmente, la vacuna analizada fue la más efectiva probada en MERS-CoV hasta la fecha en modelos animales de la enfermedad.

(SERVIMEDIA)