Compartir

La cantante Shakira, casada con el futbolista del Barcelona Gerard Piqué, ha sido citada a declarar el próximo 10 de junio por un juzgado de Esplugas de Llobregat (Barcelona), que la investiga por delito fiscal.

Fuentes jurídicas informaron a Servimedia de que la artista ha sido citada a las diez de la mañana en los juzgados de esta localidad barcelonesa, donde la cantante tiene una vivienda junto a Piqué.

Esta citación se produce después de que la Fiscalía de Barcelona se querellase contra la cantante el pasado 14 de diciembre, en una denuncia que fue presentada ante los juzgados de instrucción de Esplugas.

El Ministerio Público acusa a Shakira de seis presuntos delitos contra la Hacienda pública por un supuesto fraude de más de 14,5 millones de euros en IRPF e Impuesto de Patrimonio en los ejercicios 2012, 2013 y 2014.

En la querella, la fiscal Carmen Martín Aragón considera que la cantante dejó de presentar la liquidación del IRPF e Impuesto de Patrimonio esos tres ejercicios produciendo un perjuicio económico a la Hacienda pública, respectivamente, de 12.371.197,97 euros (IRPF) y 2.191.771,58 euros en Patrimonio.

“ENTRAMADO SOCIETARIO”

La fiscal considera que Shakira vivía en España durante estos ejercicios, y que las estancias en el extranjero por motivos laborales fueron “esporádicas”, por lo que la cantante era residente permanente en España y tenía la condición de obligado tributario.

Los abogados de Shakira han venido sosteniendo que la cantante tenía residencia fiscal en Bahamas, donde tiene una casa que compartía con su anterior pareja. Sin embargo, Anticorrupción sostiene que durante los ejercicios sometidos a estudio “no tuvo ningún día de presencia física” en esa propiedad. Además, Shakira en esa fecha era propietaria de otra casa en Esplugas, que era su domicilio familiar con Piqué. Insiste la Fiscalía en que sus desplazamientos al extranjero para cumplir sus compromisos profesionales fueron de “duración corta”.

El Ministerio Público explica que la artista se sirvió de un “entramado societario” de 14 empresas construido por sus asesores fiscales para ocultar sus rentas a la Hacienda pública. Por este motivo, la querella de Fiscalía se dirige también contra uno de sus abogados con despacho en Nueva York.