Compartir

Antonio David Flores, exmarido de Rocío Carrasco, fue el primer concursante sorpresa en entrar en la casa de ‘GH VIP’. Mayor fue la sorpresa cuando supimos que la persona que irá todas las semanas al plató a defenderle será su hija Rocío, quien no tiene relación con su madre.

Antonio David relató cómo de difíciles han sido estos últimos años después de que la hija de Rocío Jurado le pusiera una querella por “violencia de género, maltrato físico y psicológico continuado (…) Me pedía cinco años de cárcel y una indemnización de 80.000 euros”, aseguraba. Finalmente la justicia le daba la razón.

“Han sido los años más duros de mi vida pero lo más importante es que toda la familia está unida”, reconocía Rocío Flores.

Rocío hija le deseaba toda la suerte a su padre. “Solo quiero que seas tú,

Antonio Davíd le agradecía la defensa que hará en los platós. “Agradezco tu valentía porque sé que para ti no es fácil”. Su hija no tardaba en responderle: “Te lo debía, me va a costar pero te quiero con locura y ojalá te vea lo más tarde posible”.