Compartir

Cuando apenas faltan dos meses para que tenga lugar el Festival de Eurovisión 2019 en el que España estará representada por Miki, Amaia Romero, que acudió el año pasado al certamen, se ha disculpado con él.

Preguntada por su ausencia en la gala de preselección del candidato a Eurovisión de este año, en el que resultó ganador el catalán con ‘La Venda’, y en la que sí estuvo Alfred, Amaia negaba que fuera para evitar a su ex y se refería al mal resultado que tuvieron en el concurso (posición 23).

“Después de lo mal que quedamos el año pasado siento que no soy nadie para ceder el testigo a Miki en Eurovisión”, aseguraba la cantante,

Más allá de las disculpas por su ausencia, y aprovechando su experiencia, la navarra sí daba un consejo a Miki.

“El consejo que le doy es que no se agobie porque, al final, no es tan importante. Yo ahora mismo lo recuerdo como que me parecía algo súper importante, pero en realidad no es así” y añadía “es una experiencia más en la vida (…), que lo viva sin más, como una cosa más, pero no como algo imprescindible, porque no lo es”.

La ganadora de ‘OT 2017’ se pronunciaba así este miércoles, cuando asistía a la premier de ‘Dolor y Gloria’, de Pedro Almodóvar en Madrid, donde reconocía que fue tan rápido e increíble que “no me acuerdo de todo (…) “es como si no la hubiera procesado todavía”.