Compartir

Doña Ana, la madre de Isabel Pantoja, sigue ingresada en un hospital donde se recupera del ictus que sufrió recientemente.

Su salud es muy delicada y por ello la preocupación de la familia es máxima. La mayoría de integrantes del clan no se ha separado de doña Ana, salvo Isa Pantoja, que ni tan siquiera se ha querido acercar al hospital.

Según ha explicado ella misma en ‘El Programa de Ana Rosa’, “una visita a mi abuela podría entenderse como una provocación”, dada la mala relación que tiene Isa actualmente con su madre y con su hermano.

“Me preocupa la situación porque esto afecta a mi madre y a mi hermano y a mi prima. Aunque ahora mismo no tenga relación con mi hermano, esto me duele”, asegura.

Según su testimonio, hace muchos años que no tiene relación con su abuela, de ahí que no vea necesario acercarse al hospital.

“Es una cosa que han considerado ellos desde hace muchos años. Yo siempre he dicho que mi relación con mi familia era con mi madre, con mi prima y con mi hermano”, confiesa.