Quantcast

Desterramos las leyendas urbanas sobre el contorno de ojos

El contorno de ojos es uno de los productos beauty imprescindibles para el cuidado de la piel de nuestro rostro a partir de los 30 años. Sin embargo, hay numerosos trucos y leyendas urbanas que circulan alrededor de las cremas específicas para tratar las ojeras o líneas de expresión. Pero, ¿son todos ciertos? Hoy resolvemos vuestras dudas.

1/ Solo se aplica abajo. FALSO. Normalmente sólo nos ponemos el contorno de ojos en el párpado inferior, pero deberíamos hacerlo también en el superior. De hecho, como asegura Catalina Narváez, de Aromatherapy Associates, “hay firmas que ofrecen contornos de ojos específicos para contorno inferior y superior, pero, normalmente, un contorno se puede usar en ambas zonas. Yo recomiendo cubrir incluso el área del entrecejo”.

2/ Se aplica con toquecitos con el dedo anular. FALSO. Se suele decir que el contorno se debe aplicar en suaves toques y con el dedo anular para fomentar la circulación de la zona y no dañar este tejido tan sensible. Sin embargo, Raquel González, directora de educación de Perricone MD, afirma que “no tiene que ser con el dedo anular, sirve cualquier dedo siempre que se tenga cuidado con la presión. Aparte, por ejemplo, para quienes retienen líquido, es mejor hacer una técnica de arrastre, desde el centro hasta la sien, fomentando el drenaje linfático”.

3/ Tiene que ser un producto específico. VERDADERO. Si se va a aplicar un contorno de ojos, debe ser específico. Antes que no usar nada, se podría usar una crema hidratante que se use para el rostro, pero no es lo ideal. “El motivo está en que esta piel es más fina y tiene otro nivel de pH diferente. Por eso, una crema no específica nunca conseguirá tantos beneficios, porque no atenderá las necesidades específicas de esta zona”, explica Valeria Navarro, directora técnica de Boutijour.

4/ Se aplica la cantidad de un guisante. FALSO. Dependerá de si se usa en la zona superior e inferior, pero por lo general, “con el tamaño de un grano de arroz deberíamos tener para cubrir ambos ojos. De hecho, muchos casos de cúmulos de grasa en el contorno viene por aplicar excesiva cantidad de producto. Hay que aplicar lo justo para poder cubrir la zona sin necesidad de trabajar demasiado”, comenta Estefanía Nieto, de Omorovicza.

5/ No se puede usar retinol. FALSO. Al ser una zona sensible, hay que tener cuidado con los principios que se le aplican. Dicho esto, no significa que no se le puedan aportar a la zona del contorno de ojos principios como puedan ser los retinoides. “De hecho, son positivos para tratar la pigmentación o las arrugas y finas líneas de esta área, ya que acelerará la renovación de la piel, mejorando la síntesis de colágeno y elastina. Lo único, debe ser específico”, expone Elisabeth San Gregorio, de Medik8.

Comentarios de Facebook