Compartir

Este martes, 25 de junio, se cumplen diez años de la muerte de Michael Jackson, cuyo legado musical quedó empañado por las acusaciones de abusos a menores, su ansiedad y su exceso de drogas.

Coincidiendo con este aniversario, se acaba de publicar el reportaje ‘Killing Michael Jackson’, en el que se recopila el testimonio y las imágenes que recabaron los detectives que entraron en la habitación del cantante el día en que murió.

Los tres coincidieron en que era todo un caos, lleno de medicamentos, un tablón de anuncios con fotos de niños, ropa y notas extrañas: “Había post-it pegados en espejos y puertas con pequeñas  frases. No sé si eran pensamientos porque algunos de ellos parecían poemas. El dormitorio era…un desastre”.

Saturday at 10pm…don’t miss it! #KillingMJhttps://t.co/FkVWPYZZuk

Entre las cosas que más sorprendieron a los agentes de Los Ángeles,  fue una siniestra muñeca de porcelana que estaba en la cama del ‘rey del Pop’.

El reportaje emitido por ‘Quest Red‘ revela el material audiovisual de la investigación, y hace especial hincapié en la cantidad de medicación que rodeaba al cantante en su lecho de muerte.

“Encontramos un montón de medicamentos que se usaron, como el propofol. También las agujas, botellas vacías, cosas que debían estar en la habitación así que el doctor tuvo que limpiar todo”, aseguran.

Jackson murió por una intoxicación aguda de propofol y benzodiazepina en su casa de North Carolwood Drive en Holmby Hills y fue su médico Conrad Murray, quien le encontró sin respiración y con el pulso débil.

El doctor Murray  pasó dos años en prisión tras ser acusado de “homicidio involuntario”.

La emisión de este nuevo reportaje que ensombrece la figura de Michael Jackson ha vuelto a desatar multitud de comentarios en las redes sociales, aunque sus fans vuelven a hacer una férrea defensa del artista y piden que le dejen descansar en paz.

Su seguidores no admiten las críticas a su ídolo y prefieren quedarse con el creador de ‘Thriller’, que cambió la música Pop.