Compartir

 

Confiar el proyecto de una vivienda que sirva como hogar familiar para toda la vida a una promotora de garantía es toda una obligación. Castillo Balduz en Zaragoza es la empresa ideal para forjar los sueños de cualquier familia. Una compañía avalada por más de 40 años de experiencia en el sector y que cuenta con numerosos ejemplos en forma de edificios de su buen hacer.  

Castillo Balduz es una de las promotoras referentes en nuestro país. Su equipo de profesionales está especializado en la construcción de edificios que aúnan belleza e innovación en el exterior y una distribución interior cálida, agradable y funcional.

La calidad de los materiales y complementos posibilitan que las viviendas de Castillo Balduz ofrezcan los mejores acabados. Además, son viviendas totalmente personalizadas a las necesidades del cliente para que este pueda disfrutar al máximo del espacio más confortable.

El Edificio Ingenio en Zaragoza

Una de las grandes promociones de la Constructora Castillo Balduz ha sido el Edificio Ingenio. Situado en la Avenida Cataluña, a solo 5 minutos a pie del Puente de Piedra o a 10 de la Plaza del Pilar, esta construcción reúne todas las características y las ventajas de los edificios de Castillo Balduz.

El Edificio Ingenio es, según Castillo Balduz opiniones, toda una demostración de innovación y modernidad en pleno centro de Zaragoza. Su singularidad es tal que hasta incluso aficionados al mundo de la fotografía se han acercado a lo largo de su vida a fotografiarlo para disfrutar de su arquitectura. Un conjunto de líneas modernas y que es ya todo un icono urbanístico del centro de la capital aragonesa.

Un edificio que aglutina 60 viviendas y que fue finalizado en mayo de 2018. Cuenta con la particularidad de estar diseñado a una altura menor que el resto de edificios del entorno con el objetivo de conservar la imagen visual de Galletas Patria, un edificio protegido y catalogado de interés arquitectónico en Zaragoza.

Líneas rectas y puras en la fachada

Es una de esas construcciones que sorprende nada más situarse frente a ella. Su fachada, construida en ladrillo caravista con carpintería de aluminio y cámara de gas argón, es un conjunto de líneas rectas y puras, pero que juegan entre ellas para crear diversas luces y sombras perfectamente engarzadas. Un entramado arquitectónico muy original y que le da un toque diferente al entorno.

Un exterior que se complementa con un espacio alrededor ideal para vivir. Las tranquilas zonas ajardinadas del entorno son perfectas para pasear, salir con los más pequeños y llevar el modo de vida más agradable posible.

Precisamente, se ha cuidado mucho este aspecto de las zonas verdes en torno al Edificio Ingenio. Zaragoza es una ciudad que, con la llegada del verano, acumula bastante calor en el centro urbano por culpa de la masificación. La presencia de estas zonas verdes va a mitigar mucho esta sensación para los que vivan en este edificio.

Distribución interior funcional

Si el aspecto externo destaca por su carácter innovador, la acertada distribución interna del Edificio Ingenio es una de sus grandes particularidades a tenor de las opiniones de Castillo Balduz. Las viviendas, de 3 ó 4 habitaciones, destacan por su funcionalidad y por una cuidada selección de los materiales, procedentes de las primeras marcas.

Todo está pensado al más mínimo detalle para disfrutar al completo de cada una de las estancias. Además, cada vivienda dispone de amplias terrazas al exterior, tanto para disfrutar de las vistas como para tener la certeza de contar con una casa totalmente iluminada por la luz natural.

Edificio con calificación energética A

Hay que resaltar también que el Edificio Ingenio es una construcción que cuenta con la calificación energética A, la más exigente del mercado actual. Una calificación que se consigue al integrar una placa termo solar con apoyo de aerotermia para cubrir el 95% de la producción con energía solar.

Además, el edificio incorpora un sistema de ventilación mecánica con control de humedad a través de válvulas higrotérmicas.

También se ha prestado especial cuidado en lo concerniente al aislamiento acústico del edificio, ya que se encuentra en una zona como la Avenida de Cataluña, en donde el ruido del tráfico rodado es continuo. En este sentido, dispone entre la planta baja y la primera de un aislamiento de 16 centímetros de lana de roca y techo fonoabsorbente Heraklith.

A su vez, los vidrios de las ventanas están precisamente diseñados para atenuar el ruido procedente del exterior, sobre todo los que dan hacia la avenida principal.

El Edificio Ingenio es, en definitiva, una de las mejores oportunidades para vivir con todo lujo de detalles en pleno centro de Zaragoza. Una construcción avalada por la experiencia y el buen hacer de Castillo Balduz y que en muy poco tiempo ha pasado a ser uno de los símbolos urbanísticos del centro de esta ciudad.