Quantcast

Los mejores trucos para hacer unas patatas fritas crujientes y sabrosas

-

Freír patatas parece sencillo pero, ¿te quedan crujientes? ¿son igual de sabrosas que las que comes en casa de tu madre? Hoy te vamos a dar unos trucos para que tus patatas queden crujientes y sabrosas sin que tengas que acudir al restaurante de comida rápida. Ya ves que allí tienen unas freidoras gigantes, donde las patatas nadan en aceite y claro, quedan crujientes, pero también están bañadas en grasa.

No significa que no puedas ir de vez en cuando, pero cuando aprendas estos trucos, ¡no vas a querer salir de casa!

Elige patatas de calidad

Patatas de calidad.
Elegir bien las patatas es el primer paso para que salgan crujientes. Foto: Ejercicios En Casa

No vale elegir cualquier patata para freír. En la cocina también, como en otras profesiones, hay que utilizar los productos adecuados. Las mejores son las Agria, Bintge, Felix, Kennebec o Spunta. Estas patatas tienen un bajo contenido en agua, almidón y azúcar.

Si se usan patatas para hornear o para cocer, el resultado, evidentemente, no será el esperado y nuestras patatas fritas no quedarán igual. ¿Por qué sucede eso? Porque si utilizamos patatas que no están adecuadas para freír, al tener mucha agua, gran cantidad de almidón y azúcar, enseguida se van consumiendo y no llegan a alcanzar ese “punto” crujiente ni dorado. ¿Lo sabías? Nunca es tarde para aprender algo nuevo y más si se trata de algo tan rico como unas patatas fritas.

El truco del vinagre

Vinagre blanco.
El vinagre es otro de los ingredientes para conseguir unas patatas crujientes. Foto: Ácido Acéitico

Para que las patatas te queden doradas y muy crujientes, apunta este truco. Tienes que hervir unos dos litros de agua con vinagre blanco y una pizca de sal. Corta las patatas en forma ondulada, lávalas, escúrrelas y ponlas en una olla con agua hirviendo durante un minuto.

Una vez listas, retíralas del fuego y escúrrelas otra vez. Ahora, en una sartén, calienta el aceite a temperatura alta y poco a poco ve poniendo en la sartén las patatas onduladas y mantenlas ahí hasta que las veas doradas.

¿Qué aceite empleo?

Aceite virgen extra.
El aceite de oliva o el de girasol, los utilizados para freír patatas. Foto: El Confidencial

Para que tus patatas sean las mejores, no utilices cualquier aceite. Si usas freidora, puedes aprovechar el aceite de varios días (siempre que esté limpio, claro) y así ahorrarás un poco.

Para que salgan crujientes, el mejor aceite es el de oliva suave o el de girasol. Luego, una vez las has sacado de la freidora o sartén, puedes ponerlas en un plato que tenga una servilleta o papel de cocina. Así eliminarás gran parte de la grasa.

El premio a la mejor patata es para…

Concurso de patatas

¿Sabías que las patatas también concursan? Como si se tratase de modelos, hay distintas patatas que han sido presentadas a diferentes concursos con el fin de convertirse en la mejor patata.

En el año 2020, el premio ha sido dado a la empresa Lázaro, por sus excelentes patatas para freír. Ha sido galardonada además por su gran diseño en el envoltorio, respetando en todo momento al medio ambiente.

Patatas fritas en el microondas

Patatas fritas en el micro.
Parece mentira pero en el microondas se puede conseguir hacer patatas fritas deliciosas. Foto: Metro 95.1

¿Pensabas que en el micro las patatas sólo se cocían? Pues déjame decirte que no es así. ¡También se pueden freír! En diez minutos tendrás unas ricas patatas fritas y, lo mejor de todo, ¡crujientes!

El proceso es similar a cuando se hacen en la sartén o freidora, salvo que debes coger el típico pincel de repostería y “pintar” con aceite el bol donde pongas las patatas. Asegúrate que el recipiente sea apto para microondas, no sea que en vez de patatas fritas, tengas un bol chamuscado…

Pon las patatas peladas y cortadas (lógicamente) en el bol, sin amontonar, y dale al temporizador. Unos seis minutos serán suficientes. Una vez nos avise el microondas, retira el bol (con cuidado, ¡no te quemes!) y deja enfriar. Ahí estarán tus patatas listas para comer y acompañar a tus otros platos.

Utilizo sartén para freír, ¿cuál es la mejor para que mis patatas salgan crujientes?

Elegir bien una sartén.
Hay que elegir bien la sartén donde vamos a freír las patatas.

En primer lugar, recuerda aquello de “lo barato, sale caro”. Es mejor invertir en una sartén más cara y asegurarnos que durará mucho tiempo a tener que estar comprando sartenes cada mes.

Busca una sartén antiadherente, que no se pegue. Además son de fácil limpieza. Las de aluminio forjado son muy buenas y resistentes; las de titanio ayudan a repartir el calor por toda la sartén a partes iguales. Las de hierro fundido nos van a servir para más cosas aparte de para freír patatas y las de hierro mineral B que son excelentes para freír; con un sistema antioxidante que va a hacer que la sartén no se ponga fea nunca.

Todas las sartenes de buena calidad, están hechas con unos materiales tan seguros que no tendrás problema con que se rallen ni que desprendan algún tipo de sustancia que nos pueda perjudicar en nuestra salud. Lo que si es muy peligroso es usar sartenes viejas, donde se van cayendo los pedazos de teflón y eso, al final, acaba en la comida.

Fábrica de patatas fritas artesanales en Madrid

Las patatas fritas “de bolsa”, también se sirven como guarnición en muchos platos. Foto: El Español

Hay muchas empresas que se dedican a la industria de las patatas fritas y aperitivos, ¿te suena La Madrileña? pues hoy vamos a traerte otra similar, la de los Hermanos González. Fue fundada por Pedro González en 1964 y varias generaciones trabajan en ella.

Tienen una gran variedad de patatas fritas, ya que son su especialidad. Sirven a muchos restaurantes, bares y tiendas y su elaboración es artesanal.Utilizan el mencionado aceite de girasol, lo que hace que el resultado sea exquisito.

Seguro que ya te han entrado ganas de elegir película y sentarte en el sofá, mientras comes unas crujientes patatas fritas.¡Qué aproveche!

Comentarios de Facebook