sábado, 26 septiembre 2020 15:24

Ni lo que comas ni lo que bebas, te matará la contaminación

Los expertos llevan años alertando sobre las gravísimas repercusiones de la contaminación en nuestra salud. Contaminación atmosférica, acuática, acústica, en los suelos…Si uno está pendiente a los medios, se habrá dado cuenta del goteo de noticias en los últimos años sobre las consecuencias de la contaminación. Enfermedad, deformidades, problemas de desarrollo e incluso la muerte. No es ninguna broma.

En los momentos más duros del confinamiento los niveles de contaminación atmosférica bajaron considerablemente. Era esperable, dada la reducción del tráfico. Ahora, advierten los expertos, corremos el riesgo de alcanzar de nuevo los niveles previos a la pandemia. Debido al miedo al contagio se está registrando una vuelta al uso masivo del vehículo privado.  

Responsable del 13% de las muertes

contaminacion-aire

Como es lógico, estos últimos meses el coronavirus ha monopolizado la atención pública. Pero la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) acaba de lanzar un contundente aviso sobre la contaminación atmosférica, mucho más dañino. Según AEMA, hasta el 13% de las muertes que se producen en la Unión Europea están relacionadas con la contaminación del aire.

En los veintisiete países de la UE y el Reino Unido, 630.000 muertes podrían atribuirse directa o indirectamente a la contaminación del medio ambiente, según asegura el informe. De ellas, 400.000 se deben a la contaminación atmosférica. El documento señala asimismo diferencias significativas entre Europa occidental y oriental y según el nivel socioeconómico.

Día Mundial del Aire Limpio

contaminacion-atm

Este pasado lunes 7 de septiembre se celebró el Día Mundial del Aire Limpio, impulsado desde Naciones Unidas para concienciar a los gobiernos y a la sociedad civil de la importancia de este asunto. El informe de la AEMA explica que “la contaminación atmosférica sigue siendo la principal amenaza ambiental para la salud en Europa”.

Y da un elocuente punto de comparación. La pandemia de Covid-19 ha causado 182.839 muertes desde principios de 2020 en los países de la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo, así como en el Reino Unido, según datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CEPCE). Casi cuatro veces esa cifra son las muertes anuales que se registran en la UE por dolencias derivadas de la contaminación.

Este año es la primera vez que se celebra este Día Mundial del Aire Limpio. Según las Naciones Unidas, urge “sensibilizar al público y promover medidas para mejorar la calidad del aire”. La contaminación del aire es responsable de la muerte prematura de 7 millones de personas en todo el mundo cada año, según la ONU.

Pandemia y salud

contaminacion-muerte

“La aparición de estos patógenos zoonóticos (como en el caso del Covid-19) está vinculada a la degradación del medio ambiente y a las interacciones entre los seres humanos y los animales en el sistema alimentario”, se lee en el estudio. El informe detalla las tres principales riesgos ambientales a los que estamos expuestos los europeos: contaminación atmosférica, contaminación química y contaminación acústica.

“La covid-19 ha sido una nueva señal de alarma que nos ha llevado a cobrar conciencia inmediata de la relación existente entre nuestros ecosistemas y nuestra salud”, dijo la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria Stella Kyriakides., “, así como de la necesidad de enfrentarnos a los hechos: el modo en que vivimos, consumimos y producimos son perjudiciales para el clima y afectan negativamente a nuestra salud”.

Diferencias entre países y clases sociales

contaminacion-mapa

Al observar el mapa que adjunta el informe se advierte una clara diferencia entre los países de Europa del Este y los de Europa occidental. De entre los países miembros de la Unión Europea destaca Rumania, donde una de cada cinco muertes están relacionadas con la contaminación. Mucho peor están Bosnia-Herzegovina y Albania. Aunque estos países no pertenecen a la UE, más del 22% de los fallecimientos en esos países se debe a la polución.

En el otro extremo están Suecia y Dinamarca, donde apenas una de cada diez muertes tienen que ver con la contaminación. Francia, España y Portugal oscilan entre el 9 y el 11% de las muertes.

El informe llama también la atención sobre la diferente incidencia de la contaminación en ricos y pobres. “Las personas más pobres están desproporcionadamente expuestas a la contaminación y a condiciones climáticas extremas, incluyendo olas de calor y frío extremo. Esto está relacionado con el lugar donde viven, trabajan y van a la escuela, a menudo en zonas socialmente desfavorecidas y en barrios situados en la periferia de las principales rutas de tráfico”, se lee en el texto.

Otras muertes

contaminacion-acustica

Aunque lo que más preocupa es la polución del aire, existen otras fuentes de contaminación igualmente dañinas y mortíferas. La contaminación acústica es la segunda en esta lista, siendo causante de hasta 12.000 fallecimientos anuales.

En tercer lugar se sitúan los efectos del cambio climático y las olas de calor, cada vez más frecuentes en Europa.

Limitar el tráfico

contaminacion-trafico

La principal causa de estos elevadísimos niveles de contaminación atmosférica es el uso de vehículo privado. La Agencia Europea del Medio Ambiente invita a los países miembros a tomar medidas contundentes que limiten el tráfico rodado en las ciudades.

En esta misma línea propone suprimir las subvenciones a los combustibles fósiles y contaminantes y fomentar el uso de coches eléctricos y transporte público. También llama la atención sobre los efectos positivos que tendría sobre la contaminación la reducción del consumo de carne.

Buenas noticias

contaminacion-verde

Entre datos tan demoledores, también el informe deja espacio para buenas noticias. Según recoge el documento, la calidad del agua es “excelente” en más del 85% de los casos para el agua de baño. En lo que se refiere al agua para consumo humano, el informe afirma que el 74% de las zonas de aguas subterráneas tienen un “buen estado químico”.

El organismo señala que, para mejorar el medio ambiente en Europa, debería favorecerse la creación de espacios verdes “que refrescan las ciudades durante las olas de calor, mitigan las inundaciones, reducen la contaminación acústica y apoyan la biodiversidad urbana”.

Desde la agencia subrayan que los parques y jardines han demostrado ser valiosos para la salud mental y el bienestar durante la pandemia de Covid-19.