domingo, 20 septiembre 2020 22:55

Murcia prohíbe las reuniones de más de seis personas no convivientes y limita a 30 el aforo en celebraciones

El Gobierno de la Comunidad de Murcia ha decidido prohibir las reuniones de más de seis personas no convivientes y limita el aforo de las celebraciones, como bodas, bautizos y comuniones, a 30, con el objetivo de frenar la cadena de contagios de covid-19 en la Región de Murcia.

Así lo ha anunciado este lunes el consejero de Salud, Manuel Villegas, tras participar en la reunión del Comité de Seguimiento Covid-19 celebrada en el Palacio de San Esteban y que ha estado presidida por el presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras.

Villegas ha explicado que estas medidas se adoptan tras analizar la actual situación epidemiológica de la Región, que, si bien se sitúa por debajo de la media nacional en incidencia acumulada, presenta datos “inquietantes” en algunos municipios en los que se ha duplicado el número de positivos.

El titular de Salud ha indicado que el 30 por ciento de los casos detectados en las dos últimas semanas corresponden a jóvenes de entre 15 y 28 años, y el 38 por ciento a personas de entre 30 y 49, mientras el 40 por ciento de los contagios se produce en “situaciones de ocio”.

La limitación de las reuniones a seis personas que no convivan se aplica tanto a espacios públicos como privados y en todos los sectores de la actividad, lo que incluye hostelería y restauración. “Hablamos de reuniones sociales y esporádicas sin medidas de seguridad”, ha apostillado el consejero.

En relación con las celebraciones, como bodas, bautizos, comuniones y similares, Villegas ha sostenido que son “otro de los focos de origen de brotes”, con lo que el Comité de Seguimiento Covid-19 ha acordado con carácter general la limitación de asistentes autorizados a un máximo de 30 personas.

En el caso de velatorios y actos fúnebres, el límite de personas que pueden asistir se establece en 15 para espacios cerrados y en 25 para los que tengan lugar en el exterior.

MUNICIPIOS CON MAYOR INCIDENCIA

Además, Villegas ha apuntado que aquellos municipios con una incidencia acumulada superior a 120 casos por cada 100.000 habitantes, con brotes dispersos o que sufran “una especial situación de aumento epidemiológico que lo justifique”, se reduce al 40 por ciento el aforo interior en la hostelería y restauración.

En concreto, los afectadas por esta medida son Lorca, Murcia, Alhama de Murcia, Abarán y Fuente Álamo, municipios donde, además, se recomienda a los mayores de 65 años que “no salgan a la calle salvo causa justificada o de necesidad”.

A este colectivo, el consejero también les ha aconsejado que extremen las medidas de distanciamiento social y utilicen, en todo caso, la mascarilla, y que en el momento de hacer ejercicio físico lo hagan, en la medida de lo posible, por zonas no concurridas.

En este sentido, el Gobierno regional va a pedir a los respectivos ayuntamientos que habiliten espacios reservados para la práctica del deporte o paseos de este colectivo “tan vulnerable”. Por otro lado, en el caso de Fuente Álamo y Abarán, la Comunidad ha resuelto además suspender las visitas a las residencias de personas mayores.

NUEVOS PUNTOS COVID-19

Además, Villegas ha avanzado que la Comunidad establecerá nuevos puntos para la detección del coronavirus en Fuente Álamo, Murcia y Cartagena, donde presumiblemente se instalará en el Barrio Peral.

A lo largo del presente mes, los centros de salud de los municipios han hecho seguimiento a más de 20.000 personas, tanto a casos positivos como contactos estrechos de éstos, vigilando el cumplimiento de los periodos de cuarentena prescritos en cada caso.

El consejero ha insistido en la petición al Gobierno central de celebrar una Conferencia de Presidentes para abordar criterios de cara al inicio del curso escolar, con independencia de la reunión convocada el 27 de agosto entre el Ejecutivo y los responsables de educación y sanidad de las comunidades autónomas.