domingo, 27 septiembre 2020 15:53

La dieta del jamón y el vino: Cómo adelgazar disfrutando al máximo

-

Si has entrado a leer este artículo es porque ya has escuchado hablar en alguna ocasión de la dieta del jamón y el vino, o porque has pensado ¡qué bien, a esta sí que me apunto! Lo cierto es que, sin ánimo de tratar de desilusionarte, vamos a tratar de hablar de una dieta sana. Que sí, que incluye el jamón y el vino, pero ni mucho menos como alimentos exclusivos y en todo caso tomados con moderación.

Desengáñate, porque las dietas que ya llevan en el título que se basan en el consumo de solo uno o dos alimentos no son en principio saludables. Pueden hacerte perder peso en un corto periodo de tiempo, pero tu salud saldrá resentida por el camino. Si realmente estamos tratando de perder peso, lo mejor será ponerse en manos de profesionales, ya sean médicos o nutricionistas que nos diseñen una dieta a medida. Esta se basará en nuestro estado físico, en nuestros gustos y necesidades. Y lo más lógico es que incluya también algunas pautas de vida sana.

1
¿Qué es la dieta del jamón y el vino?

La llamada dieta del jamón y el vino es una dieta saludable, tal y como comentábamos en el apartado anterior. Ha sido desarrollada por un nutricionista y naturópata del Instituto Europeo de Obesidad (IMEO) llamado Rubén Bravo. Nos propone que siguiendo esta dieta podremos perder entre 8 y 12 kilos en dos meses. Pero si solo quieres probar un mes puedes perder entre 4 y 6 kilos.

Obviamente hay una serie de variables que incidirán en el peso final que pierdas como la actividad física que realices al cabo del día, tu constitución y tu sexo.

En realidad se trata de una dieta hipocalórica, que permite que al cabo del día se tome cierta cantidad de jamón serrano entre otros muchos alimentos y dos copas de vino tinto si eres hombre o una si eres mujer.

Atrás