Quantcast

Cosas que jamás deberías tener en tu baño

-

El baño para el ser humano es un santuario y no porque sea un lugar donde se disfruta de diferentes temperaturas del agua o se inhalen aromas dulces de gran agrado para el olfato sino por una razón que muchos ya les está generando un poco de asco, el desahogo. No hay momento más delicioso que salir de un asunto importante que estaba reventando tus tripas y llegar a tu casa y finalmente relajarte. Es que no hay que dejarlo de decir, es una realidad.

El baño no es algo nuevo para el individuo, viene de tiempos otroras. Existían recipientes en la India y en Grecia para asear manos y pies. Con el pasar de los años los inventos van desarrollándose y resultan en creaciones como las que actualmente gozamos: un cuarto de baño con su lavamanos, ducha e inodoro.

Por ser un sitio sagrado para el ser humano debería de estar muy bien organizado; atributo que pocos cumplen. Lamentablemente hay objetos y cosas que deberían no estar en este lugar, por la sencilla razón que la vida peligra y se hace más incómoda nuestra existencia. Por nada del mundo deberías incluir los siguientes objetos en tu baño. Comenzamos con el puesto número 1.

2
Cepillos de diente

cepillos-bano

No vas a creer que los cepillos de dientes no deberían de estar en el baño. Puede que suene ilógico, pero lee lo siguiente: tras examinar los dormitorios del campus en la Universidad de Quinnipac, determinaron que los cepillos tenían rastros de material fecal. Ahora se puede decir que la solución es ponerles protector, pero no, porque pueden aparecer microorganismo que afecten la salud.

Es necesario respirar profundo porque creo que he estado toda la vida comiendo indirectamente lo innombrable ¡qué asco! No nos espantemos, la solución sería ubicar los cepillos en la habitación alejados de este lugar preciado y, como dicen los magos ¡ta tá!, problema superado.

Comentarios de Facebook