Quantcast

Qué es el código Swift

¿Alguna vez te han solicitado el código Swift para hacer una transferencia y te has quedado en blanco? Los bancos tienen su terminología propia y también una serie de medidas de seguridad para lograr un máximo de seguridad en las transacciones. En este artículo nos centraremos en uno de esos códigos que logran que las operaciones sean más seguras, el código Swift.

Qué es el Código Swift

Qué es el código Swift

SWIFT es un acrónimo de Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication  (en español: Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales). Esta es una organización internacional que se encarga de gestionar  una red internacional de comunicaciones financieras entre bancos y otras entidades financieras. En el año 2018, eran más de 11.000 entidades de 204 países diferentes.

Es ella la que establece la ISO 9362, también conocido como código SWIFT o código BIC, este consiste en un código de identificación bancaria que se utiliza para realizar transferencias internacionales de dinero.

Cómo es el código Swift

Qué es el código Swift

El swift es un código alfanumérico que tiene entre 8 y 11 dígitos. Los 4 primeros son los que identifican a la entidad bancaria, los dos siguientes nos indican el país donde está asentada la cuenta, lo siguientes dos la localidad de la oficina. Los tres últimos números no se usan siempre, pero corresponden a la oficina desde la que se realiza la operación. En caso de no usarlos se considera que la cuenta corresponde a una entidad central.

Las personas que se dedican a la banca utilizan indistintamente los términos código Swift y código BIC  (Bank Identifier Code), es decir, que pueden pedírtelo de las dos maneras.

Cuándo se usa el código Swift

Qué es el código Swift

Este código se utiliza siempre en las transferencias o movimientos de dinero de tipo internacional, es decir, si realizamos un pago a una cuenta que está en otro país tendremos que emplear este código. Si eres tu quien emite la factura, es importante que hagas constar este código para que tus clientes no tengan dificultades a la hora de realizarte los pagos.

Cómo saber localizar el código Swift

Qué es el código Swift

Conseguir este código es relativamente sencillo y existen varias maneras de hacerlo. Quizás la más evidente sea acercarte a tu oficina bancaria y solicitarlo en la ventanilla. Pero también puedes consultarlo empleando las diferentes páginas de la banca online, es uno de los datos que figuran entre todos los de tu cuenta.

Pero si buscas el código swift de una cuenta que no es tuya también puedes hacer uso de Internet, hay numerosos buscadores especializados en los números Swift, un ejemplo es  TransferWise.

Un poco de historia

La SWIFT nació en Bélgica, concretamente en su capital Bruselas, en el año 1973. En un primer momento estuvo respaldada por 239 bancos de 15 países diferentes. Su primer director general fue Carl Reuterskiöld (1973-1983). Entre sus primeros logros estuvieron establecer un estándar en común para las transacciones financieras, un sistema de procesamiento de datos compartidos y una red de telecomunicaciones a nivel mundial.

Más tarde, en 1975 se establecieron los procedimientos de operación fundamentales, y las reglas para definir responsabilidades. En 1977, por fin se envió el primer mensaje Swift que reemplazaba a la tecnología Telex empleada hasta entonces. En 1979, se inauguró el primer centro de Operaciones de SWIFT en los Estados Unidos por el gobernador de Virginia, John N. Dalton

Los estándares Swift

Qué es el código Swift

Uno de los empeños más importantes de Swift es el establecimiento de estándares eficaces, estos son clave para permitir una comprensión global de los datos.  

El uso de mensajes estandarizados y datos de referencia asegura que los datos intercambiados entre instituciones no den lugar a equivocaciones y resulten amigables con las máquinas; a su vez, esto permite una automatización eficiente, lo que reduce los costos y minimiza los riesgos.

Alternativas al código

Los EE.UU han adquirido un gran control sobre las operaciones financieras que se realizan a través de Swift, eso ha llevado a que algunos países y grupos traten de crear sus propias alternativas a este sistema de codificación.

Por ejemplo, en la Unión Europea se emplea el código IBAN (International Bank Account Number), para identificar las transferencias de las cuentas corrientes incluidas en la zona SEPA cuyos pagos se realizan en euros. Pero cuando se trata de una país externo las transferencias deben incluir los dos códigos.

Rusia también ha establecido su propio sistema en el año 2014, el SPFs. Las amenazas de los EEUU de desconectarles del sistema Swift les llevaron a la creación de este sistema que aún está incompleto pero les permite desvincularse de la política estadounidense.

En China también han desarrollado un sistema propio, el CIPS. Su nombre completo es Sistema de Pago Interbancario Transfronterizo y fue desarrollado en el año 2015 con el respaldo del Banco Popular de China. En marzo de 2016, CIPS firma un memorándum de entendimiento con SWIFT.

Comentarios de Facebook