Quantcast

¿Qué es la Plata de Ley 925?

En la actualidad, la plata se ha convertido en uno de los metales más utilizados a la hora de elaborar diferentes tipos de joyas. Para los que lo desconozcan, la plata es muy maleable en su estado natural, es decir, es demasiado blanda. Por ello los artesanos no pueden trabajar con ella directamente y es necesario mezclarla con otros metales que le otorguen un mayor grado de resistencia.

Generalmente, la mayoría de los especialistas en joyas suelen mezclar la plata con el cobre. Cuando se habla de Plata de Ley 925, se está estableciendo la proporción en peso en que la plata pura entra en una aleación con otros metales.

Una pieza de plata pura -100%- equivale a 1000 milésimas, de manera que al hablar de plata de ley 925, se entiende que la plata ha sido mezclada con otro metal. En otras palabras, significa que la joya tiene un 92,5% de plata (por cada 1000 partes, 925 son de plata pura). Todas las joyas que llevan la marca de Ley 925 tienen una enorme garantía, tanto en calidad como en composición.

¿Dónde encontrar joyas de Plata de Ley 925?

Hoy en día, las joyas de plata de Ley 925 son muy demandadas por su excelente calidad. Años atrás era mucho más complicado adquirir joyas de Plata de Ley 925 porque en el mercado existían pocas tiendas especializadas. Por suerte, la situación ha dado un gran vuelco en los últimos tiempos gracias a Internet.

Y es que en la red hay disponibles algunas tiendas online de joyas como San Saru, donde se pueden comprar joyas de Plata de Ley 925 hechas a mano. Esto se ha convertido en una auténtica realidad de la que cada vez se benefician más amantes de estas joyas.

Desde pendientes hasta collares, pulseras o anillos. Un sinfín de posibilidades donde lo que más prima es la calidad. Por ejemplo, las joyas de San Saru son elaboradas por expertos en el trato y cuidado de la Plata de Ley 925. Y es que si por algo destaca esta tienda online de joyas es por fabricar piezas realmente increíbles. Todas son ideales para lucir en cualquier ocasión.

¿Cómo limpiar la Plata de Ley 925?

Aunque a priori puede parecer un proceso bastante complicado, la realidad es que la Plata de Ley 925 se puede limpiar de forma sencilla. Y es que con el paso del tiempo, la plata puede tender a ensuciarse por varios motivos. Por ello es necesario llevar a cabo una limpieza de joyas constante. Limpiar la plata es muy fácil, sobre todo, si hablamos de Plata de Ley 925.

A continuación vamos a detallar algunas de las formas más eficaces de limpiar las joyas de plata en casa. De este modo, las joyas volverán a lucir como en el primer día. Es especialmente reseñable el caso de la Plata de Ley 925, puesto que las joyas elaboradas con este tipo de mezcla, no pierden las propiedades en ningún momento.

Limpiar la plata con Aladdin Sidol

Probablemente, esta es una de las formas más rápidas y eficaces de limpiar las joyas de plata, ya que el Aladdin Sidol es un producto que se vende en la inmensa mayoría de los supermercados. Gracias a este producto, las personas pueden limpiar la plata fácilmente, sin necesidad de realizar un gran desembolso económico -los botes suelen tener un coste medio de 3€-.

Limpiar la plata con bicarbonato

Otro producto que permite limpiar las joyas de Plata de Ley 925 es el bicarbonato, ya que este compuesto actúa como un potente limpiador natural. Según los especialistas en la materia, este producto es ideal para limpiar pequeñas piezas de plata que se han ido ennegreciendo con el paso de los años. Un método realmente eficaz, mediante el cual se puede obtener el brillo del primer día.

Limpiar la plata con sal

Por último, las personas que tienen joyas de Plata de Ley 925 pueden apostar por la sal, puesto que es una de las opciones más económicas y ecológicas del mercado. Y es que la sal desprende la suciedad que se va acumulando en la plata, de modo que permite abrillantar las joyas en cuestión de minutos.

Estos son algunos de los métodos más eficaces a la hora de limpiar las joyas de plata, sin embargo, también existen otras opciones que tienen que ver con el dentífrico y con el limón, dos productos muy básicos que son perfectos para limpiar la plata de ley 925.

Comentarios de Facebook