Compartir

El diseño de interiores vuelve a cobrar un gran protagonismo, y es que cada vez son más las personas que deciden lanzarse a llevar a cabo una reforma y un nuevo diseño en su hogar. Mejorar la decoración de nuestro hogar no solo creamos un nuevo espacio bonito, sino que lo definimos de nuevo para crear ese ambiente único en el que se respira una gran intimidad y donde nos podemos relajar y desconectar del mundo exterior.

Cuando nuestro hogar tiene una buena decoración todo parece encontrarse en un mayor equilibrio, lo cual nos permite afrontar la vida de una mejor manera y con un mayor optimismo. Algunos piensan que la organización de nuestro hogar se refleja en la organización en nuestra mente.

Descubre lo que realmente te gusta

Muchos entramos a vivir a una nueva casa sin pensar mucho en su decoración, simplemente aceptamos la que había antes y le damos algún que otro toque personal, nada demasiado invasivo. No obstante, imagina que sería una buena idea empezar con la decoración salón, seguramente comenzarás a preguntarte qué color te gustaría tener en las paredes, los muebles que te gustan, si escogerías estanterías o cómodas, si pondrías alfombras o no, etc.

Pensar en todas estas cosas despierta nuestra creatividad y nos permite descubrir lo que realmente nos gusta, eligiendo sólo aquellas elementos decorativos que nos hagan sentir bien y como si estuviéramos realmente en casa. Al fin y al cabo, se podría decir que la decoración de nuestro hogar es una inversión en uno mismo, pues somos nosotros los que disfrutaremos de la casa.

Aprovechar el espacio al máximo

Si empiezas un trabajo de decoración en tu hogar, seguramente descubrirás nuevas cosas, de las que antes no tenías ni idea, y una de las más importantes es que puedes aprovechar el espacio al máximo y conseguir un mayor orden. De esta manera, una escalera madera decoración puede ser la perfecta alternativa para sustituir una escalera vieja que tengamos en casa y darle a nuestro hogar un toque cálido y mucho más amplio, ya que no haya nada mejor que combinar colores neutros en las paredes con una escalera de madera para otorgar a un espacio de mayor amplitud.

No hay que olvidar que uno de los pilares fundamentales de la decoración de interiores es el máximo aprovechamiento de cualquier espacio y la colocación ordenada de todos los elementos en el mismo. De esta organización, combinación y perfecto equilibrio de todos los elementos en el espacio nace la auténtica belleza que identifica nuestro hogar y le concede una enorme personalidad.

Bienestar emocional

Si aprendes a combinar colores decoración de la forma correcta, además de conseguir un estilo envidiable, conseguir que la decoración de tu casa te influya de forma positiva. Esto se debe a que los colores tienen un gran poder sobre nosotros, pueden ayudar a relajarnos, a sentirnos más contentos o a motivarnos a hacer cosas.

Como ejemplo se podría decir que si pintamos una estancia de un color amarillo suave, conseguiremos crear un ambiente con una energía muy cálida y fresca que nos anime a hacer cosas, mientras que si decoramos con el negro como color predominante, tendremos una estancia mucho más elegante, perfecta para recibir invitados u organizar fiestas con un aire solemne. Por esto, es necesario que prestemos atención a la hora de elegir el color, pues va a tener uno de los papeles mañanas importantes en la decoración.

Comodidad y funcionalidad en nuestro hogar

A pesar de todas las razones positivas mencionadas anteriormente, no todo el mundo se queda convencido de que la decoración es importante. Sin embargo, se puede cambiar de opinión al pensar en que una de las principales cosas que conseguimos con la decoración es la funcionalidad de todo el espacio, y esto sí que es importante para todo el mundo. Nuestra comodidad nos importa, por eso, con la decoración podremos poner todo aquello que realmente nos sirva y quitar lo que no tenga ninguna función.

Con la multitud de estilos que hay hoy en día, ya sea en internet, revistas o consultando a un profesional podemos encontrar todas aquellas cosas que necesitemos para crear un espacio propio. Por ejemplo, en el salón, la mayoría de las personas tienen la televisión, el sofá, la mesa baja, alguna que la estantería y la mesa de comedor. Con las herramientas que tenemos hoy en día podemos dejar atrás la decoración tradicional.

Solo imagina que en tu salón puedes construir tantos espacios como quieras, quitando quizás la mesa del comedor y creando un espacio de lectura o para tomar el té, una zona de música con algún instrumento, un mini estudio o, en lugar de la televisión, solo poner muchos sofás de manera cómoda para hacer reuniones grandes. En definitiva, la decoración tiene como objetivo crear un espacio que sea funcional para ti.