Compartir

Media España debe estar revolviendo en sus bolsillos después de que se haya publicado una lista de monedas de dos euros, acuñadas en diferentes años y lugares, que podrían alcanzar un precio de casi 100 veces su valor real.

Algunos de estos modelos, por ser ediciones limitadas o conmemorativas, se han revalorizado considerablemente, y por algunas de ellas se pagan hasta 1.800 euros.

Las monedas más buscadas son aquellas que se acuñaron en el principado de Mónaco, por la excelente calidad del metal utilizado, aunque también existen otras cuyo nuevo valor ha aumentado considerablemente, según ‘Flooxer Now’.

San Marino 2004. En 2004 lanzaron 110.000 monedas en homenaje a Bartolomeo Borghesi, historiador italiano que era experto en numismática.

Finlandia 2004.  Se acuña ron 500.000 monedas de 2 euros que homenajeaban a los 10 nuevos miembros de la UE.

Vaticano 2005. Con motivo de una Jornada de la Juventud que se celebró en Colonia, el Vaticano produjo en 2005 100.000 monedas de dos euros.

Bélgica 2006. Con motivo de la restauración y reapertura del famoso Atomium de Bruselas, Bélgica lanzó 6 millones de ejemplares con este monumento.

Eslovenia 2007. Por el 50 aniversario de la firma del Tratado de Roma, Eslovenia lanzó una pequeña edición especial de 40.000 monedas.

Mónaco 2007. En homenaje a Grace Kelly se lanzó una edición limitada de monedas de dos euros que está muy cotizada.

Alemania 2008. El valor de este modelo se deba a un error: en 2007, el reverso de las monedas cambió para añadir al mapa a los nuevos miembros de la UE, pero en Alemania, al año siguiente, se lanzó una tirada con el mapa viejo, por equivocación.

España 2009. Con motivo del aniversario de la Unión Económica y Monetaria, en 2009 España lanzó 100.000 monedas de dos euros de una edición limitada. Curiosamente, en ellas también había un error: las estrellas de una de las caras estaban a una escala mayor de la original.

Malta 2011. La isla mediterránea lanzó una edición de 430.000 monedas para celebrar las primeras elecciones maltesas en 1849.

Mónaco 2015. Son poco comunes. Este modelo está fabricado en una calidad superior y además, rememora el 800 aniversario de la construcción del primer castillo en Mónaco.