Compartir

La compañía Gana Energía, presente en el mercado desde hace tres años, ofrece la factura de luz más barata del mercado en España.

La factura de la luz no ha dejado de crecer en los últimos años en España. En concreto y según los datos del Ministerio de Industria, el gasto anual de los hogares en electricidad ha crecido un 55% en una década, casi el triple que la inflación. Ante esta situación, el mercado ha acogido con buenos ojos la entrada de nuevos operadores que están propiciando que los consumidores paguen menos por la factura y luchando contra el oligopolio que tienen en España las grandes compañías.

 

Entre estas empresas de reciente creación se encuentra Gana Energía, una startup que nació hace tres años en forma de empresa comercializadora independiente con el objetivo de ofrecer una alternativa real al oligopolio de las grandes eléctricas en España. En este tiempo y con el objetivo de cerrar este 2018 con cerca de 13.000 clientes Gana Energía se ha convertido en una las compañías más atractivas por precio.

 

La factura de luz más barata está en Gana Energía gracias a su política de precios que permite a una persona ahorros que van desde el 7% hasta el 18% si se compara con los operadores tradicionales que hasta el momento dominan el mercado eléctrico en España. Además, Gana Energía tiene otra ventaja con respecto a estas grandes empresas y es su compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad.

 

En concreto, Gana Energía sólo opera con energía renovable, respetuosa medio ambiente de modo que su utilización tiene el menor impacto con la sociedad. Todo procedente de fuentes sostenibles que garantizan que toda la energía que ofrece la comercializadora es 100% renovable.

Para cambiarse a esta compañía no hay que ir a ningún lugar en forma física, ya que al ser una compañía con un fuerte componente tecnológico se puede hacer el trámite de modo online de un modo rápido y seguro. Además, también cuentan con un servicio de atención telefónica personalizado, lo que le ha permitido situarse como Una comercializadora social, diferente al trato de las grandes empresas que no cuidan las inquietudes de sus clientes.