Compartir

La mayoría de alimentos que consumimos trae en su producción aditivos que ayudan a su conservación; incluso el agua está procesada para ser potable. No obstante estas son barreras primarias, ahora veremos formas de preservarlos mejor. 

Dispensadores de agua

El agua, además de ser un recurso natural indispensable, es una fuente de hidratación primaria, pero es susceptible a adquirir impurezas y agentes bacterianos nocivos para nuestra salud, por lo que es necesario garantizar su estado óptimo. Además de esto, sabe mejor cuando está fresca, en especial en época de verano. Vamos a analizar algunas de las ofertas del mercado para saber cuáles son los mejores dispensadores de agua fría para poder tener siempre agua fría, libre de impurezas, en casa o en nuestro negocio.

La ventaja de tener un dispensador independiente del frigorífico es que nos garantiza que el agua no adquiera los sabores de la comida, ni se contamine de alimentos que podamos haber dejado en la nevera y se encuentren en un proceso de descomposición.  Entre tanto, en nuestro negocio resulta ser muy útil y práctico, tanto para empleados como para clientes.  

Una característica primordial que debemos tener en cuenta a la hora de adquirir un dispensador de agua, es su depósito; es decir, la capacidad que tiene de almacenaje de agua. 

Jocca, por ejemplo, tiene un modelo compacto con capacidad de 7 Litros y un refrigerador integrado que funciona con una potencia de 65 Vatios. Esto representa una gran ventaja pues su consumo energético es reducido y su diseño lo hace ideal para adaptarlo a cualquier lugar

Un modelo aún más pequeño pero con un depósito de 7L es el Sogo DIS-SS-12010W, cuya principal ventaja está en la rapidez con la que su tecnologia termoelectrica enfría el agua de forma silenciosa. Esta cualidad es importante a la hora de elegir, pues le otorga eficacia al tiempo de enfriamiento y además no genera ruidos molestos.   

Envasadoras al vacío

Este método es quizá la forma más efectiva de garantizar el buen estado de nuestros alimentos, puesto que los mantiene aislados de bacterias, conserva sus nutrientes, textura y sabores incluso, después de haber sido cocinados. El proceso es relativamente sencillo; la máquina se encarga de extraer todo el aire contenido en la bolsa plástica, evitando la oxidación y prolongando el periodo de caducidad del alimento, de modo que al momento de consumirlo, se encuentre fresco y con la mayor calidad. 

Las envasadoras al vacío son útiles para empresas y para uso doméstico. En el primer caso, se utilizan envasadoras de tipo profesional que cuentan con mayor capacidad y funciones, mientras que las de uso doméstico son más sencillas y su tamaño es inferior. 

Para tener acceso a un catálogo detallado y saber con exactitud cuál se ajusta mejor a nuestros requerimientos, podemos consultar en sitios web como https://mejoresenvasadorasalvacio.com/ y encontrar la mejor relación calidad y precio.

Aunque hay diferencias notables entre las envasadoras profesionales y domésticas, podemos encontrar marcas fabricadoras de ambos tipos que son de la mejor calidad, como es el caso de FoodSaver y su modelo 2860V apto para ambos usos. 

Jata por su parte, tiene un modelo ideal para la casa, la EV1026, con una potencia de 230W con función para alimentos húmedos y otra para alimentos secos

Otro ejemplo remarcable de envasadora profesional es la Lacor 69352, con capacidad para aspirar líquidos y salsas sin tener que congelarlos. Su longitud de sellado de 30 centímetros permite sellar alimentos de gran tamaño. Además de esto, su porta-rollo integrado permite la creación de un bolsa plástica ajustable al tamaño del alimento empacado.  

Para cuidar nuestra salud hay que vigilar no solo el contenido nutricional de los alimentos, sino también su estado ideal de conservación, puesto que unas malas condiciones ambientales pueden restarle las buenas propiedades a la comida.