Quantcast

Las flores hacen ver la vida con alegría y color, por muy difícil que sea la tormenta

En este tiempo de pandemia que azota al mundo, las plantas y las flores frescas demuestran que, por más duro que sea el momento, hay motivos para seguir en pie, así como ellas, siempre alegres y llenas de color. Regalarlas es una hermosa manera de decir con amor a quienes están lejos: “aquí estoy”.

Los beneficios de rodearse de plantas y flores frescas en cualquier espacio van mucho más allá de adornar. Del tipo o del color que sean, las flores generan bienestar y felicidad, es uno de los regalos más hermosos que la naturaleza ofrece. Tienen la capacidad de transformar espacios y momentos comunes en algo verdaderamente especial e inolvidable.

Las plantas y flores tienen el poder mágico de mejorar el estado de ánimo, pueden transformar con su belleza, en unos segundos, un día triste y decaído, con sus colores y alegría.

Diversos estudios científicos serios han concluido que la mayoría de las personas reaccionan positivamente ante las flores, ya que éstas generan sentimientos favorables como los de gratitud y agrado, los cuales están relacionados con la felicidad.

Alegría y color en tiempo de coronavirus

No es al azar que tradicionalmente se llevan flores frescas a una persona en un hospital cuando atraviesa problemas de salud o a alguien que está pasando por un momento difícil. Y es que las plantas con su verdor y las flores con sus colores, son sinónimo de esperanza, e inyectan buen ánimo para afrontar circunstancias adversas.

El mundo ha afrontado durante los últimos meses, tiempos muy duros con la pandemia del coronavirus, obligando a las personas a tener que confinarse en sus hogares y a separarse de sus seres queridos por un largo tiempo.

En estos momentos difíciles, las plantas y las flores han sido aliadas, porque tenerlas en casa genera efectos positivos para la salud mental a largo plazo. Las personas se sienten menos deprimidas y con menos ansiedad, una actitud que permite dar mayor valor a las cosas buenas de la vida que se mantienen, aún con todo lo que la pandemia ha generado a su paso.

De igual manera, plantas y flores frescas son un detalle perfecto para hacer saber a los seres queridos que estan lejos, que no hay distancia que pueda extinguir el amor cuando es verdadero.

En estos tiempos se han constituido en el obsequio perfecto para quienes, por todas las restricciones que hay, desean estar presentes de alguna manera, y para hacerlo han contado con el servicio de alguna buena floristeria online, mediante la cual, desde la comodidad del hogar se puede escoger el arreglo indicado entre la diversidad que ofrecen, pagarlo de forma virtual y ordenar el envío, todo sólo con unos cuantos clics.

El detalle perfecto para una ocasión especial

Tradicionalmente una planta frondosa de un verde intenso o un hermoso arreglo de flores se ha constituido en el detalle perfecto, no sólo para el ser amado, sino para dar muestras de amor y afecto a los seres queridos en ocasiones especiales, como el nacimiento de un bebé, cumpleaños, aniversarios, graduaciones u otras fechas o eventos importantes.

Si se trata del envio de flores a domicilio con Florestore se puede contar con un servicio excelente, flexible y con la disponibilidad de hacer entregas a toda la península, en 24 horas; y en la población de Barcelona, incluso, el mismo día en el que se haga el pedido, gracias a la modalidad de entrega exprés, que permite además elegir la hora en la que desea que el pedido sea despachado.

En Florestore trabaja un personal que hace su trabajo con dedicación y creatividad, porque son apasionados de esta labor de complacer a través de las flores. Se han vuelto adictivos para despertar esas emociones de alegría y sorpresa en quienes reciben sus creaciones, por lo que sus arreglos marcan la diferencia en cuanto a belleza y calidad.

¿Y la belleza que aportan a los espacios?

Aparte de generar buen ánimo, agradar a la persona amada y ser el detalle perfecto en ocasiones especiales, las plantas y las flores han cumplido tradicionalmente con una función estética en cualquier lugar, bien sea en el hogar, en el trabajo o para decorar eventos como cumpleaños y matrimonios.

Son el complemento perfecto para un estilo decorativo fresco y clásico, y es que las plantas y las flores aportan ese toque natural que se busca en los espacios. Los colores dan vida a los salones, además de aportar fragancias agradables, como por ejemplo el jazmín, que es mucho más agradable y económico que cualquier spray artificial.

Comentarios de Facebook