Compartir

La marca francesa de lujo, Loewe, ha lanzado una polémica colección de ropa por la que ha tenido que pedir disculpas.

Loewe sacó al mercado el pasado 14 de noviembre su nueva colección creada en colaboración con el ceramista William De Morgan. Algunos de los artículos se llegaron a vender por más de 6.000 dólares.

Fue la compañía experta en moda Diet Prada, quien denunció el asombrosos parecido entre la ropa diseñada por la marca y los uniformes a rayas que vestían los judíos en los campos de concentración nazi.

“No se puede ver nada más que uniformes de campos de concentración en este conjunto de $ 1,840″, escribió Diet Prada en su cuenta de  Instagram. “En realidad no queda mucho para la imaginación cuando la apariencia resultante es tan inquietantemente inquietante”, continuaron.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Unable to see anything but concentration camp uniforms in this $1,840 ensemble from @loewe ‘s William De Morgan capsule, a collection meant to “capture a freedom of imagination”. But with the particular stripe proportions and layout, uniform-style garments, and prominent chest patches, there’s not actually much left to the imagination when the resulting look is so uncannily disturbing. Fast fashion retailers like Urban Outfitters and Zara have had similar products slip through the cracks, which were generally blamed on third-party vendors and swiftly destroyed. Loewe has week-old comments calling this out on post featuring a black and white image from @britishvogue … when will we see a response? • #Loewe #jwanderson #williamdemorgan #loewewilliamdemorgan #britishvogue #capsulecollection #fashion #designer #luxury #luxurybrand #fail #insensitive #holocaust #holocaustmemorial #uniform #prisoner #stripes #stripeshirt #pajamas #history #wwii #loewebag #jwandersonconverse #jwandersonxuniqlo #fashionfail #zara #urbanoutfitters #model #news #dietprada

Una publicación compartida de Diet Prada ™ (@diet_prada) el

 

Tras la publicación de post, la empresa de modas no tardó en contestar. “Se nos hizo notar que uno de nuestros looks presentados en una revista y que es parte de nuestra colaboración con el ceramista de Arts and Crafts, William De Morgan, podría interpretarse erróneamente como una referencia a uno de los momentos más odiados en la historia de la humanidad”, escribieron los responsables en la citada red social

“Esta nunca fue nuestra intención en absoluto y nos disculpamos con cualquiera que pueda sentir que somos insensibles a los recuerdos sagrados. Los productos presentados se han eliminado de nuestra oferta comercial”, expresó la compañía.