Quantcast

¿Cuáles son los accidentes domésticos más comunes?

Con la llegada del confinamiento en el mes de marzo de 2020 y, posteriormente, los diferentes tipos de restricciones que nos invitan u obligan a pasar más tiempo en nuestra casa, hemos llegado a comprobar la cantidad de pequeños accidentes domésticos que podemos sufrir debido a diferentes motivos.

En el caso de los niños, los accidentes suelen ocurrir, en la mayoría de los casos, cuando no se les presta la atención que requieren. Bien porque estamos ocupados teletrabajando o disfrutando de un momento de desconexión con nuestros móviles para revisar nuestras redes sociales o emails, por ejemplo.

Sin embargo, a pesar de que los niños suelen ser los más vulnerables, los adultos también sufrimos diferentes tipos de accidentes domésticos por no estar atentos a pequeños detalles. A continuación, te resumimos los accidentes más comunes que ocurren en nuestro hogar.

Caídas

Las caídas son uno de los accidentes más comunes, tanto en mayores o pequeños, provocados en su mayoría por falta de orden en nuestro hogar. Juguetes por el suelo, cables que cruzan de un lado a otro… Es por ello que para evitar este tipo de lesiones debemos contar con una casa lo más ordenada posible. Enseña a tus hijos a recoger los juguetes después de jugar para que no provoquen un accidente, utiliza organizadores de cables como los de RS Components para juntar todos tus cables y evitar tropezar con ellos. También, recoge sillas y mesas para no chocar con sus patas y provoquen una caída.

Cortes

Cuando cocinamos es normal que nos realicemos pequeños cortes en las manos o en los dedos al utilizar ciertos utensilios de cocina. No en vano, convivimos día a día con objetos punzantes que pueden provocar este tipo de accidentes tales como cuchillos o tijeras, que son un peligro si no tenemos cuidado. De la misma forma, cuando se rompen vasos, platos o cualquier elemento de nuestra vajilla debemos tener el máximo cuidado de no cortarnos de forma accidental.

Ahogos

Comer de forma atolondrada o comer alimentos excesivamente grandes pueden provocar ahogamientos inesperados. La asfixia es un accidente que puede provocar un desenlace fatal, tanto en adultos como en niños. En el caso de estos últimos debemos evitar que los niños pequeños jueguen con objetos pequeños que puedan llevarse a la boca o se puedan meter por la nariz. De la misma forma a la hora de comer, sus alimentos deben estar adaptados para evitar un posible ahogamiento. En estos casos, tanto si vivimos solos o con más personas, es interesante que conozcamos realizar la maniobra de Heimlich.

También debemos tener controlados a los más pequeños en el caso de disponer de una piscina y durante la hora del baño. Siempre deberán estar bajo supervisión de un adulto.

Intoxicaciones

La ingesta de medicamentos de forma accidental, de productos de limpieza por parte de los niños o tomar alimentos en mal estado son las causas más comunes de intoxicación. Controla la fecha de caducidad de los alimentos y evita siempre poner al alcance de los niños los productos de limpieza y medicamentos.

Conociendo los posibles accidentes que pueden ocurrir en nuestro hogar seremos capaces de tratar de prevenirlos. Ponte manos a la obra y asegura tu hogar para evitar este tipo de percances.

Comentarios de Facebook