Quantcast

¿Con el covid han cambiado los criterios de compra a la hora de elegir la ropa de trabajo?

La situación por el COVID-19 ha cambiado numerosos aspectos de nuestras vidas. Nuestra manera de relacionarnos, nuestros hábitos de compra y consumo, nuestra visión del mundo, y nuestros trabajos. Algunos ya no trabajaban donde lo hacían antes de la pandemia, otros han tenido que reinventarse y hacer una oficina improvisada en su casa, y otros han tenido que buscar otro empleo completamente diferente.

Ropa de trabajo durante el COVID-19

Sea cual sea la situación de cada uno, lo que es innegable es que la elección de la ropa de trabajo ha cambiado considerablemente. Quizás ya no vestimos de manera formal, sino que no nos quitamos el pijama, o igual conservamos un aspecto más serio de cintura para arriba para impresionar en esas reuniones por videoconferencia. También puede ser que hayas pasado de un uniforme de trabajo a otro totalmente diferente o cambiado el traje por un uniforme.

Todas estas situaciones se han podido dar y hay que tener muy presente que no por ello somos inferiores, sino que la situación es la que nos ha tocado vivir y hay que intentar siempre ver lo positivo. Además, hay muchas empresas que nos están facilitando el día a día, ayudándonos a adaptarnos a la nueva normalidad, como es el caso de la tienda online Bananawork, donde son especialistas en vestuario de trabajo. Bananawork ofrece infinidad de productos muy especializados. Y no solo esto, sino que hay multitud de estilos y colores, además de la posibilidad de incluir el logo de nuestra empresa en las prendas de ropa. 

Si bien es verdad que hay algunos puestos de trabajo que requieren más protección que otros, todos han sufrido algún que otro cambio a la hora de vestir. De este modo, farmacéuticos o personal de supermercado requieren más seguridad, para protegerse tanto a sí mismos como para proteger a los clientes. En estos casos se han necesitado hasta pantallas o gafas de protección ocular. Pero en el resto de casos, la mascarilla es indispensable y, en ocasiones, lo son también los guantes.

Fundamentalmente, lo que se busca en la ropa de trabajo de esta nueva normalidad es que sea de calidad y resistente a lavados a altas temperaturas. La calidad va a garantizar la durabilidad de la prenda, haciendo una única inversión al principio en lugar de hacer varias inversiones cada poco tiempo. Los lavados a altas temperaturas nos permiten desinfectar la ropa a menudo sin que esta se estropee.

Por supuesto, como ya hemos mencionado anteriormente, sea cual sea la ropa que se lleve al trabajo, habrá que complementarla con protección: mascarillas, guantes, etc. En este término aparecen los EPI, que son equipos de protección individual que han sido necesarios y siguen siéndolo a lo largo del 2020. Estos evitan que el trabajador sufra accidentes y que, en caso de hacerlo, esté lo más protegido posible.

En definitiva, el coronavirus ha transformado gran parte de nuestra vida, por no decir toda ella. Y el trabajo ha podido ser uno de esos cambios, así que Bananawork ofrece más de 50 000 prendas laborales personalizables, de gran calidad, con envío exprés y a un coste muy económico.

Comentarios de Facebook