jueves, 24 septiembre 2020 14:16

El Concurso Express ayudará a miles de empresas a salir de la crisis

Los empresarios tienen ya el foco puesto en el Concurso de Acreedores como posible salida a la insolvencia empresarial. Lo que muchos no saben es que, desde 2015, existe una modalidad “express” más rápida, económica y efectiva.

Cuando a una pequeña empresa le resulta imposible hacer frente a sus gastos ordinarios, se encuentra en situación de insolvencia.

Según el artículo 5 del vigente Texto Refundido de  la  Ley Concursal, el empresario está obligado a solicitar la declaración de concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia.

Los meses que ha durado el estado de alarma ha provocado la suspensión de resoluciones judiciales. Esto unido a una previsible entrada masiva de asuntos relacionados directamente con la situación generada por la pandemia Covid, así como su consecuencia derivada en la situación económica actual, prevé el colapso de los Juzgados de lo Mercantil. Estos Juzgados son los encargados de ver los Concursos de Acreedores de las empresas en crisis o en situación de insolvencia.

Ante esta situación de colapso de los Juzgados Mercantiles,  despachos de abogados ofrecen, como solución a pequeñas y medianas empresas, el denominado Concurso Express. Este proceso, bien fundamentado y estructurado facilita al Juez dictar el Auto de Conclusión que permite cerrar la empresa de forma rápida evitando el procedimiento ordinario.

La complejidad del Texto Refundido de la Ley Concursal aconseja que la elección del Despacho de Abogados sea contrastada evitando, en la medida de lo posible, contratar los servicios de un abogado sin experiencia y conocimientos para un procedimiento de este tipo,  que se traduce en tiempo y costes para el empresario.

Seguir una estrategia equivocada por falta de conocimientos y de trayectoria puede implicar una demora en el tiempo. Pero no solo eso, también puede llegar a agravar la situación de insolvencia de la empresa.

¿Tienes una pequeña empresa y necesitas resolver tus problemas de insolvencia? ¿Te gustaría poner un punto y aparte (o un punto y final) a ese negocio que no funciona y empezar de 0? ¿Quieres evitar la derivación de responsabilidades hacia el Administrador?

La modalidad de concurso express se está posicionando como la herramienta que va a ayudar a miles de empresas a cerrar de forma legal, exonerando las deudas y evitando posibles responsabilidades del Organo de Administración

Concurso Express: qué es

En el año 2015 el legislador introduce una modalidad denominada concurso express en el artículo 176 bis de la Ley Concursal 22/2003, artículo 470 del vigente Texto Refundido.

Esta modalidad tiene los mismos efectos que un concurso de acreedores ordinario, pero sin necesidad de nombrar un Administrador Concursal. Es decir, se evita la apertura de la fase común del Concurso, así como que la sociedad esté bajo la  fiscalidad y toma de decisiones del Administrador Concursal.

Además de ser más rápido y económico, reduce la sobrecarga de los organismos judiciales en los casos en que la empresa no dispone de bienes suficientes para hacer frente a sus deudas, ni para cubrir los honorarios del Administrador Concursal.

Ahí es donde entra en juego la pericia y habilidad del equipo legal para proponer  y acreditar al Juez que la masa activa de la sociedad será insuficiente para la satisfacción de los posibles gastos del procedimiento y, en consecuencia, procede la conclusión del mismo en aplicación del artículo 470 del TRLC.

Beneficios del concurso de acreedores express

Este procedimiento beneficia no solo a las empresas y emprendedores, sino también a los organismos públicos, ya que:

  • Disminuye la sobrecarga de los organismos oficiales ya de por sí saturados. Esta herramienta legal permite al Juzgado dedicar los recursos en los procedimientos de empresas con Masa, agilizando así los plazos en los procedimientos de empresas sin Masa.
  • Tanto la empresa como los acreedores pueden resolver en pocas semanas una situación de insolvencia, sin que ello suponga un consumo elevado de recursos económicos, tiempo y energías.
  • El deudor tiene la opción de comenzar desde 0, al no ejercer responsabilidad alguna sobre ese negocio que no ha funcionado. Se trata de lograr una segunda oportunidad que le permita empezar de nuevo.

¿Quién puede acogerse a un concurso express?

Pueden acogerse a esta modalidad pymes, empresas o emprendedores en situación de insolvencia. Para ello deben acreditar que carecen del patrimonio necesario para hacer frente a sus obligaciones de pagos.

¿Cómo encontrar abogados para concurso de acreedores express especializados?

Como hemos comentado, la modalidad express está vigente tan solo desde el año 2015. Eso hace difícil encontrar un despacho de abogados especializados en estos procedimientos, aunque no es imposible.

En los últimos meses han aparecido numerosas opciones que, sin embargo, no cuentan con suficientes casos de éxito a sus espaldas.

Por ello, antes de decidirnos por el despacho de abogados que llevará nuestro caso, es importante que nos muestren casos de éxito en los últimos años en diferentes concursos express.

Esto nos dará la seguridad de estar contratando un equipo legal con la habilidad y trayectoria suficiente para que nuestro caso esté en buenas manos.