Quantcast

Cómo superar el duelo: Un desafío vital

-

La pérdida de un ser querido siempre es algo trágico. Una situación a la que, antes o después, tenemos que enfrentarnos en algún momento de nuestras vidas. El dolor, el anhelo y la frustración que puede llegar a suponer esta situación hace que no sean pocas las personas que traten de buscar información sobre cómo superar el duelo.

Por ello, hemos seleccionado una serie de consejos que te ayudarán a asimilar la muerte de un ser querido más pronto. Y es que no se trata de olvidar a la persona, ya que eso es algo imposible, sino de asimilar la pérdida, poder asimilarlo con madurez y poder continuar con el día a día de la manera más sencilla posible. Es conveniente que conozcas que existen colgantes para guardar cenizas o pelo de familiar, que te ayudarán a llevarlo siempre contigo. 

¿Cómo es de largo el duelo?

La realidad es que a la hora de establecer una duración del duelo no podemos fijar un estándar. Dependiendo de la persona, así como de la relación con la persona fallecida es posible que el duelo pueda durar unos días o unos cuantos años. Lo más normal es que cuanto más estrecho sea el parentesco, mayor duración tenga este duelo. Sin embargo, no ninguna regla científica que confirme esta situación.

Cada persona tiene su propia forma de digerir este duelo. Y es que también es importante entender que el duelo no aparece en el mismo día que la persona fallece. Sino que en una primera etapa lo más normal es que nos neguemos a aceptar su muerte, por lo que es habitual que hasta que no la tengamos interiorizada de manera correcta, no nos fiemos de este duelo. 

También es importante saber que los sentimientos no tienen porqué estar relacionados con la duración del duelo. Existen personas a las que, por su naturaleza, el duelo les dura más que a otras. Pero bajo ningún concepto una duración menor tiene que estar relacionado con el hecho de que la persona que lo sufre tuviera más o menos sentimientos hacia el fallecido. 

Cómo pasar el duelo en cuatro claves

1
Acepta la situación

Los sentimientos que aparecen en el primer momento en el que nos enteramos de un fallecimiento son muy variados. Por eso, lo más normal es que nos cueste una buena cantidad de tiempo asimilar y ordenador todos esos sentimientos que parecen que en ese momento dominen nuestro comportamiento. 

Uno de los sentimientos más comunes es el miedo. Especialmente cuando la persona era un cónyuge, un padre o una madre. Pues nos sentiremos con la sensación de que nos hemos quedado solos en el mundo. Lejos de querer evitar pensar en ello, es importante que le demos la importancia que requiere a este tipo de sentimientos. De esta manera, podremos comenzar a asimilar la situación cuanto antes. La realidad es que de manera progresiva nuestro cuerpo irá asimilando la pérdida y nuestro cerebro continuará ordenando nuestros sentimientos de una manera eficiente. Existen urnas funerarias de PorSiempre que te ayudarán a tener la sensación de que todavía está presente en tu día a día.

Atrás
Comentarios de Facebook