Quantcast

Hoteleros consideran que la pandemia acelerará las concentraciones

El sector hotelero español considera que la pandemia provocará que se aceleren los procesos de concentraciones empresariales en un entorno en el que la fuerza de la unión se convertirá en “imprescindible” y en el que reclaman soluciones ayudas a corto plazo para lograr que las empresas sobrevivan, utilizando los recursos económicos que vendrán de Europa para una reconstrucción del modelo del sector más a largo plazo.

Esta ha sido una de las principales conclusiones de una de las mesas de debate organizadas por el Instituto Tecnológico Hotelero en el marco del ITH Innovation Summit 2020, evento de referencia en el ámbito hotelero para dar a conocer las últimas novedades en innovación y tecnología aplicadas al sector y que este año se ha realizado de forma digital.

Los expertos coincidieron en asegurar que la sostenibilidad tanto social, como económica y medioambiental será algo que las empresas deben incorporar a su estructura de negocio, porque además el cliente lo demandará cada vez más.

“Tanto la innovación como la sostenibilidad se tienen que incorporar en la estrategia empresarial en el primer nivel, para lograr ser más competitivas, eficaces y atractivas para el cliente”, aseguró el presidente de Ilunion Hotels, José Ángel Preciados.

Por ello, la pandemia supondrá, en opinión del presidente y fundador de Room Mate, Kike Sarasola, que las empresas que quieran sobrevivir a través de las ayudas europeas no tendrán más remedio que aceptar que tienen que incorporar la digitalización y la sostenibilidad a su ADN.

Para el presidente de Exceltur y vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer, la pandemia va a marcar un punto de inflexión y pondrá de un lado a las empresas digitales y sostenibles y en el otro las que no lo son y no se saben diferenciar.

“Estamos convencidos de que después de este Covid va a haber un entorno hipercompetitivo, habrá una reducción de la demanda y los intermediarios pasarán grandes dificultades, por lo que las empresas tendrán que saber responder”, afirmó.

En este punto, los empresarios hoteleros abogaron por cambiar el modelo de cultura de las organizaciones primando e incorporando a ellas valores y objetivos como la sostenibilidad, la accesibilidad, la innovación, la integración, entre otros elementos para asegurar su supervivencia.

Además, reclaman más unión en el sector para demostrar su capacidad de potencia y resiliencia y seguir siendo uno de los elementos tractores de la economía española. Para ello, instan a potenciar una mayor colaboración público-privada ya que “España no tiene un problema de competitividad sino un problema coyuntural que es una pandemia”, por lo que se necesita trabajar conjuntamente.

El trabajo más importante sería el de la recuperación económica a corto plazo (más liquidez, medidas fiscales, reducciones de tasas, medidas de estimulo al turismo nacional) dejando los fondos europeos para construir un modelo futuro turístico más digital, sostenible y competitivo que apoye además a destinos maduros que necesitan su reconversión para poder sobrevivir.

OPTIMISMO FRENTE AL PRÓXIMO AÑO

Todos los directivos hoteleros se mostraron optimistas respecto al próximo año y confían en que la llegada de la vacuna frente al coronavirus logre impulsar la recuperación del sector, que aún así será muy lenta.

“Será una recuperación muy paulatina donde habrá una concentración del mercado, que siempre es la respuesta a las crisis de grandes dimensiones”, afirmó Gabriel Escarrer quien advirtió que tras la pandemia se generará un entorno mucho más competitivo en el que la pequeñas empresas o se especializan o se tienen que unir a los grandes grupos empresariales para sobrevivir.

En su opinión, las pequeñas empresas buscarán en las grandes marcas “como un ancla al que agarrarse” beneficiándose de las fortalezas de las que carecen: capacidad comercial y de distribución, digitalización, base de clientes fidelizados, apuesta por la sostenibilidad, valor de marca reconocida, o reputación.

“Estoy convencido de que las grandes cadenas se convertirán en puertos seguros para hoteleros independientes. No les quedará más remedio que hiperespecializarse o tener que buscar el paraguas y el resguardo de un gran grupo”, aseguró Escarrer.

Para el presidente y fundador de Room Mate lo más importante es que el sector esté unido para relanzar a España. “Tenemos que ayudar a que pequeñas y medianas empresas lleguen hasta Semana Santa a través de ayudas fiscales, incentivos o cualquier tipo de sostén. No sólo los hoteles sino pequeños y medianos negocios como tiendas o restaurantes que también forman parte del turismo y que los viajeros reclaman para una satisfacción completa en su viaje”, justificó asegurando que hay que aguantar hasta Semana Santa y luego devolver la confianza sanitaria para que vuelvan turistas a nuestro país.

Para finalizar todos coincidieron en la necesidad de reforzar la Marca España que ha salido muy dañada en esta pandemia. “La Marca España esta tocada porque hemos sido el blanco de las dianas de otros países que nos han demonizado”, lamentó Sarasola.

“España es el país más competitivo del mundo pero hay un descontento generalizado de los mercados emisores por la mala imagen que está dando España no sólo desde el punto de vista económico sino también político”, concluyó el moderador del debate Juan Molas, presidente del ITH y de la Mesa del Turismo.

Comentarios de Facebook