Quantcast

El Gobierno destinará una inversión de 71,7 millones para construir 3.614 pisos sociales en Barcelona

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han firmado este jueves un protocolo, en el marco del Plan 20.000, que cuenta con una aportación de 71,7 millones de euros para construir 3.614 viviendas sociales en la ciudad.

Ábalos y Colau lo han anunciado en una rueda de prensa en el Ayuntamiento, acompañados por el primer teniente de alcalde, Jaume Colboni; la concejal de Vivienda, Lucía Martín; el secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura, y el secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, David Lucas.

De las 3.614 viviendas, 1.849 serán viviendas públicas promovidas por gestión directa del Ayuntamiento y el resto, 1.765 viviendas, se promoverán licitando derechos de superficie sobre suelo público mediante colaboración público-privada.

Ábalos ha señalado que el hecho de que 1.765 viviendas se impulsen en colaboración público-privada sienta “un precedente muy positivo a la hora de buscar soluciones que permitan reactivar la economía e incentivar el emprendimiento productivo y la creación de empleo”.

Aun así, este acuerdo de inversión está condicionado por la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), de manera que no llegarán al Ayuntamiento de Barcelona hasta que el Congreso no apruebe las cuentas para 2021.

“CAMBIO HISTÓRICO Y RADICAL”

Colau ha calificado este acuerdo de punto de inflexión y “cambio histórico y radical” por el hecho de que permita ayudas directas del Estado a las políticas de vivienda de los municipios que, en el caso de Barcelona, afecta a las 54 promociones que ya están en construcción y que forman parte de los 8.000 pisos que el consistorio está impulsando desde 2015.

Por su parte, Ábalos ha calificado este protocolo como un modelo de recuperación, transformación y resiliencia, que cree que señala el camino a otros ayuntamientos y que está alineado con los objetivos del Gobierno central: “El acceso a la vivienda es un problema de Estado cuya solución no admite dilaciones”.

“YA NO NOS SENTIMOS SOLOS”

La alcaldesa ha explicado que en los últimos años se han sentido muy solos en política de vivienda y que por primera vez se sienten acompañados, y ha celebrado que, con este acuerdo, el Ayuntamiento pase de menos del 1% de ayudas a la financiación a un 16%.

En ese sentido, ha criticado que entre 2016 y 2017 el Ayuntamiento sólo recibió 6,6 millones por parte del Estado y la Generalitat (menos del 1% del gasto municipal en obra nueva) y ha destacado que el consistorio ha sido el que más ha hecho en política de vivienda.

Collboni ha reclamado a la Generalitat “más fluidez, apoyo y resultados concretos” en materia de vivienda y ha lamentado que en los últimos cinco años los precios del alquiler hayan aumentado un 40%, por lo que considera que el acuerdo con el Gobierno central permitirá cumplir con el compromiso del Gobierno municipal para la producción y oferta de vivienda social.

AYUDAS PLAN ESTATAL DE VIVIENDA

Por otro lado, Ábalos ha asegurado que se han incrementado y adelantado ya las ayudas de los distintos programas del Plan estatal de vivienda convenidos con las comunidades autónomas debido a la alta demanda que tienen ante la difícil situación del acceso a la vivienda de gran parte de la población.

En este sentido, el ministro ha afirmado que se ha realizado la transferencia convenida con la Generalitat para 2020 y la extraordinaria aprobada por la pandemia, que sumada a las dos anteriores del convenio asciende a casi 170 millones de euros para ayudas a la vivienda: una suma que será de casi 224 millones en el primer trimestre de 2021.

Además, el Gobierno central ya ha transferido más de 55 millones de euros en materia de subsidiación a la Generalitat, y hay suscritos dos acuerdos para renovar 586 viviendas, en el edificio Walden de Sant Just Desvern (Barcelona) y en el barrio barcelonés del Bon Pastor.

Comentarios de Facebook