martes, 29 septiembre 2020 20:34

Francia apoyará con 1.900 millones la demanda de vehículos ecológicos

El Gobierno francés ha anunciado que apoyará con hasta 1.900 millones de euros la demanda de vehículos más ecológicos, una partida que se incluye dentro de su paquete de 100.000 millones que el Ejecutivo galo inyectará para estimular la economía mediante subsidios, recortes de impuestos y fondos para financiar proyectos medioambientales.

En este sentido, Francia ha asegurado que estas ayudas a la demanda de automóviles limpios beneficiarán a los modelos más ecológicos y a la conversión de vehículos y alcanzarán los 1.900 millones de euros.

Entre otras medidas para conseguir una movilidad más limpia, el Gobierno del país vecino inyectará hasta 1.200 millones de euros en ayudas al desarrollo de una movilidad diaria más ecológica, partida en la que se incluyen gastos para una modernización del transporte público y un plan de apoyo a las bicicletas.

Francia también invertirá 550 millones en la aceleración de las infraestructuras de transporte, así como 4.700 millones de euros en el desarrollo del ferrocarril. Además, gastará hasta 180 millones de euros para hacer más ecológica la flota de automóviles del Estado.

PLAN DE ESTÍMULOS

El nuevo programa de estímulos económicos, denominado ‘Francia Relanza’, girará en torno a tres grandes ejes: transición ecológica, transformación de la industria y cohesión social y territorial.

En este sentido, el plan de relanzamiento económico francés contempla inyectar unos 30.000 millones de euros en medidas para impulsar la transición energética, incluyendo unos 7.000 millones destinados a la renovación energética de edificios, así como los anteriormente comentados casi 5.000 millones para impulsar la modernización de los ferrocarriles y los 1.200 millones para mejorar la movilidad diaria.

En segundo lugar, se destinarán otros 35.000 millones de euros a mejorar la competitividad de las empresas y frenar la deslocalización industrial, incluyendo una reducción de impuestos de unos 20.000 millones en dos años, según cita el diario galo ‘Les Echos’.

Asimismo, se invertirán 6.500 millones en impulsar el plan de empleo juvenil, además de otros 6.600 millones para el trabajo a jornada reducida, 5.200 millones en ayudas a las comunidades locales y unos 6.000 millones de inversión para hospitales.